Las trampas del Mar de Cortés


En mi reciente travesía por el Mar de Cortés a bordo del entrañable Ambar III, tripulado por los incansables amantes de la conservación y preservación marina desde hace más de 40 años, Mike McGettigan y Sherry Shaffer, tuve                       -nuevamente- la oportunidad de bucear los alrededores de las pequeñas islas como San Diego (mejor conocida como San Dieguito) y Santa Cruz muy cerca los islotes de las ánimas, San Francisco con su inconfundible y hermosa bahía de San Francisquito.

Más hacia el sur, el Parque Nacional Marino del Archipiélago de Espíritu Santo, con sus Islotes y lobera donde, por cierto, se ubican varios puntos para protegerse de los vientos y corrientes y así fondearse para disfrutar de los soleados y espectaculares días de verano.  

Debo decir, que coincido con los que piensan que, sin hacer menos a la zona norte de este Golfo de California,  desde la zona del Parque Nacional Marino de Loreto hacia el Sur, las islas, los sitios para fondear y bucear, así como los paisajes tanto en tierra como bajo el mar son, por mucho, más espectaculares que aguas arriba, ni que decir del clima y la flora y fauna marinas, repito sin menosprecio de la zona septentrional del Mar de Cortés donde también existen sitios que valen la pena.

Al navegar y bucear por esta aguas cualquiera puede explicarse porqué toda esta belleza natural ha inspirado a cientos de investigadores, escritores, cineastas y en general artistas creativos para tejer poemas, documentales, películas y grandes  historias plasmadas en libros como “The log from the Sea of Cortez” (“Por el Mar de Cortés”)  de 1940, narración del gran escritor estadounidense y ganador del Nobel de literatura en 1962, John Steinbeck, a bordo del Western Flyer. Muchos otros han tratado de transmitir y describir sus experiencias y emociones sobre este Golfo de California con sus propios estilos y recursos: Jacques Cousteau, por supuesto, Bruno Bailatti, periodistas-escritores como Ray Cannon, Fernando Jordán, Tom Miller, Gene Kira sin olvidar al gran Ramón Bravo y su material fílmico submarino, solo por mencionar algunos de tantos que han quedado prendados por este golfo que, por cierto, es el único en el mundo que esta rodeado por litorales de un solo país, aunque su la zona interna que no alcanza las 200 milla náuticas desde la costa,  sea de dominio internacional. 

Lamentablemente no todos es belleza y armonía como superficialmente se puede observar. Hay varios problemas que atenta contra la salud de su vida marina. Me refiero a la depredación sistemática que grupos de pescadores furtivos que les sirven directamente a comercializadoras de pescados y mariscos o a través de cooperativas de pescadores ribereños, llevan tiempo erosionando las especies de escama y dañando, por la irresponsabilidad de pescar con artes de pesca no selectivas como redes de encierro, trasmallos o chinchorros y trampas para peces de escama.

Cabe mencionar que también hay afectaciones con licencia otorgada por Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (CONAPESCA) con la anuencia de estudios que realiza el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) para utilizar las dañinas trampas o jaulas para atrapar peces de escama, con el argumento de que son selectivas lo que dista, en la realidad, de ser cierto ya que se ha comprobado que han afectado a otras especies de arrecife que no son las que en los permisos aparecen lo que ha dado por resultado una sobreexplotación progresiva e irreversible.

El gran problema es que no hay supervisión ni vigilancia lo que se traduce en un falta de control absoluta ya que si se han otorgado mil o mil doscientos permisos, se habla de que existen hasta más de 15 mil trampas alrededor de Baja California Sur que tienen un efecto devastador. Pero como suele suceder, aunque existan evidencias con testimonios e imágenes, no se ha logrado la erradicación de este arte de pesca que ya ha sido prohibido en Florida, EEUU, en el Caribe y en otros países por el gran daño que han causado a los ecosistemas marinos.

Hay que mencionar que que vivimos tiempo de austeridad desmedida (ya se le llama austericidio) pues suele ser irracional provocando abusos cobijados por una gran impunidad que persiste, contribuyendo así, a la agonía de este maravilloso Mar de Cortés.

Es fundamental que se desarrollen políticas y estrategias para que el Mar de Cortés proporcione beneficios económicos y que deriven en un ecosistema saludable y sostenible.

Hasta ahora la única esperanza es que las nuevas autoridades estatales actúen con responsabilidad y valentía ante los intereses creados, para que las autoridades federales coadyuven y realmente intervengan en aras de conservar y preservar la salud marítima de las aguas que rodean a Baja California Sur, que prácticamente es una isla con el mayor número de kilómetros de costas (2,230 que representan más del 22%) en todo el País.

Continuará….

Mientras tanto siga cuidándose.

AFC







LO MÁS RECIENTE





Los Cabos, Baja California Sur a 30 de julio de 2021/ Nancy Alvarez La esperada participación de la clavadista sudcaliforniana, Aranza Vázquez en la prueba de 3 metros acompañada de Arantxa Chávez del Estado de México concluyó con el…Leer más



Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep