GLA

Suscripciones

GLA

¿Clase mundial?

Estando en total desacuerdo con las declaraciones triunfalistas de nuestras autoridades en el sentido de que Baja California Sur es un destino de clase mundial, me permito compartir el siguiente análisis:

Por supuesto que las bellezas y recursos naturales de nuestro Estado (incluida toda clase de pesca) son de clase mundial. Eso ni quien lo dude. Y hasta allí.

So riesgo de que los sempiternos detractores me califiquen de lambiscón, opino que los gobiernos actuales -tanto el estatal como el municipal- son los mejores que hemos tenido en los cuarenta años que llevo viviendo aquí. Sin embargo, la brecha entre un destino turístico muy atractivo como el nuestro y uno de clase mundial es bastante grande:

Los Cabos es un auténtico shithole, parafraseando a quien ustedes saben. El olor a excremento o albañal en el centro de San José del Cabo cada vez que sopla el viento del mar hacia dentro, es nauseabundo; la derrama de aguas negras en Mijares y en el cárcamo de Lázaro Cárdenas es recurrente cada vez que llueve intensamente (o por fallas de operación), obligando a habitantes y turistas a caminar entre aguas negras; el manejo deficiente de la recolección y disposición de la basura afecta a todos por igual.

Las obras viales eternamente inconclusas por la ineficiencia de contratantes y contratistas abonan en forma muy importante al feísmo de nuestras ciudades.

La ausencia de nomenclatura y señalética también nos exhibe como tercermundistas ante tirios y troyanos.

Nuestros mejores hoteles empiezan a intentar alcanzar el nivel de servicio híper extraordinario que tienen muchísimas propiedades en el oriente, pero todavía no lo logran.

Nuestros campos de golf, preciosos como son, no están acompañados de los servicios periféricos que se ofrecen en instalaciones de verdadera clase mundial.

Salvo honrosas excepciones, nuestro nivel de gastronomía algunas veces es solamente bueno y otras bastante mediocre.

No menciono la desigualdad social porque lúmpenes existen en todas partes y no inciden directamente en el turismo.

En La Paz, hoteles y restaurantes ofrecen servicios medianeros, acordes a las expectativas del nicho de mercado que atienden. Ninguno de altísima calidad.

El manejo de las aguas negras tanto allá como acá es de nivel subsahariano y los servicios municipales paceños empatan en deficiencia a los nuestros. El transporte público incluido.

Su playa pública más bonita Balandra no cuenta con baños públicos y su infraestructura turística es raquítica.

Por cierto, mis amigos turisteros paceños acaban de nombrar a un nuevo director de su fideicomiso de promoción turística. De acuerdo con la trayectoria del director que se publicó en los medios, no tiene experiencia alguna en el quehacer turístico. Le deseo la mejor de las suertes.

Mi niño consentido, Loreto, afortunadamente fue repensado por FONATUR y, si la nueva estrategia que lanzaron en conjunto con nuestro gobierno estatal se aterriza en el corto plazo, tiene un futuro enormemente promisorio.

Evidentemente, hoy en día, de clase mundial: ¡ni hablamos!

La visita a las ballenas, cuya experiencia ha mejorado enormemente en los últimos años, es parte positiva de esta calificación, puesto que su encanto radica, precisamente, en lo rupestre, al igual que las pinturas.

Quizás a nuestras autoridades les falte roce internacional para poder compararnos de manera efectiva con quien fundamentalmente competimos; resulta preocupante que su altura de miras no apunte más arriba.

“In Search of Excellence” (En busca de la excelencia)

Este libro de Peters y Waterman Jr. que se publicó en 1982 es el origen de lo que ahora se denomina mejores prácticas. Aunque va dirigido a las mejoras de calidad en las empresas, también sirvió de referente al gobierno japonés para impulsar su economía en forma ejemplar.

Para mí la calidad tiene diferentes niveles.

Como principio filosófico en el hacer, es lo que, en mi opinión, debemos adoptar como meta, en nuestra comunidad. Buscar la excelencia.

Mensaje de Carlota emperatriz a Eugenia de Montijo Reyna de Francia en enero de 1865:

Creo que no nos faltan ni energía ni perseverancia, pero me pregunto si habrá alguna humana posibilidad de salir de las dificultades, si éstas siguen aumentando en esa forma. Durante los primeros seis meses, a todo el mundo le parecía encantador el nuevo gobierno, pero tocad alguna cosa, poned manos a la obra, y se os maldecirá. Es la nada que no quiere ser destronada. Vuestra majestad creería quizá, como yo, que la nada es una sustancia manejable, pero en este país, al contrario, se tropieza uno con ella a cada paso y es granito, es más poderosa que el espíritu humano y solamente Dios podría doblegarla. Fue menos difícil erigir las pirámides de Egipto que vencer la nada mexicana”.

Cualquier semejanza con nuestra realidad social y política,  y el combate nacional a la corrupción y a la impunidad no es mera coincidencia.

Comentarios para Ripley a vuelapluma:

-Hablemos de mercadotecnia:  El que Anaya persista en su pleito bizantino en los medios respecto a la bodega, y la asistencia de Diego Fernández a la taquiza de Meade, me provoca la incógnita si el PRIAN sabedor que esa calificación de arreglo es la percepción que prevalece entre la ciudadanía, no está utilizando este pleito simulado para tratar de tumbar de una vez por todas ese diagnóstico que hizo inicialmente el Peje. Aunque el viento ya empezó a soplar en otra dirección. Hacia el PRIMOR. Es pregunta posicionadora como diría Fray Bartolomé.

-Los beneficiarios del programa Prospera tienen que esperar cerca de ocho horas para que les entreguen el recurso en EFECTIVO. Primero las filas y luego unos cursos de clientelismo político son condicionantes inescapables. ¡ Mickel Arriola y su digitalización para Sedesol!

Buenas noticias de la semana:

-Regresa el World Golf Championship a la CDMX con casi todas las estrellas de actualidad de la PGA. Esta vez en el Chapultepec. Los comerciales del CMPT de todos nuestros destinos turísticos en la tele americana, impecables.

-Aparentemente ya van a dotar de agua potable al predio de La Ballena.

Nos vemos en la próxima.

¡¡¡Por reformas a la Constitución que acaben con la impunidad!!!

Luis F. Klein

 

Lo mas actual...