17°C

Los Cabos

Cloudy

Humidity: 68%

Wind: 35.40 km/h

GLA

Suscripciones

17°C

Los Cabos

Cloudy

Humidity: 68%

Wind: 35.40 km/h

GLA

Ultimo Minuto:

México y EU... Juntos ¿hacia dónde?

ed jaureguiMás allá de la inexplicable -por excesiva- atención de los medios al hecho de que el presidente Obama haya traído a “La Bestia” a nuestro país (me refiero por supuesto a su automóvil), la trascendencia e  implicaciones de la reunión Peña Nieto-Obama puede ser de gran relevancia no solo para ambos países, sino para el conjunto de la economía global.

Por supuesto que el contenido de la conversación que sostuvieron en privado está y estará por mucho tiempo fuera del alcance de los simples mortales -salvo wikileaks-, y en ella está, sin duda, el meollo de todo lo tratado (principalmente en materia de seguridad); sin embargo, de los resultados visibles de dicha reunión se desprenden evidentes cambios, si no es que avances, que merecen  especial atención.

Tal vez lo primero a destacar sea la “descriminalización” de la agenda; si esto fue obra de Peña Nieto y los artífices de su política exterior creo que debe reconocerse como un gran acierto; da un nuevo impulso a la relación bilateral al enmarcarla en un contexto mucho más amplio que la guerra contra el narco, e incluir temas fundamentales para ambos países como son desarrollo económico, competitividad,  productividad, migración y otro elemento que me parece de la mayor importancia: la educación, tema éste que había quedado en el olvido durante cuando menos la última década

De esta forma, sin abandonar el tema de la seguridad, que sigue siendo de alta prioridad para ambos países, se abren para México nuevos horizontes y campos de cooperación con los Estados Unidos en momentos en que el contexto mundial impone, precisamente, una mayor integración y complementariedad económica (pero también política y social, como ejemplo, la reforma migratoria) que permita a ambas naciones optimizar sus procesos y sus intercambios a fin de revitalizar sus economías y ser más competitivos –mediante una mayor y mejor integración- frente al resto del mundo.

Es aquí donde cobra relevancia el aspecto educativo. Aún cuando los acuerdos para aumentar significativamente el intercambio de estudiantes están a nivel declarativo, es decir que aún deberán convertirse en programas específicos y ser fondeados, dichos programas, de llevarse a cabo de manera adecuada, serán un valor agregado fundamental para nuestro país en el esfuerzo por reorientar nuestra economía hacia una mayor competitividad y productividad frente el entorno mundial.

Es cierto que al enviar mayor número de jóvenes –y no tan jóvenes- a estudiar en los Estados Unidos se está reproduciendo en ellos “The American Way of Life”, y que muchos de ellos pueden no regresar, pero también lo es que, en los hechos, no existe otra opción viable de desarrollo para nuestro país –y prácticamente para todos los demás- que entrar al juego capitalista de la competencia, y hacerlo desde una posición mucho más fortalecida, con recursos humanos -debidamente incentivados- de alta calificación en ciencias, ingeniería, matemáticas y otras disciplinas que son las que rigen la actual “economía del conocimiento”, y que son las fuerzas capaces de detonar un desarrollo basado en la innovación y el cambio tecnológico, más que en la exportación de manufacturas –por cierto con alto contenido de insumos importados- o de productos maquilados.

Sin embargo, al confrontar estos planteamientos con la forma en que se hacen las cosas en este país nuestro de cada día, en donde prevalecen la retórica, la simulación, la impunidad, la negociación de la ley e incluso la descarada compra o coacción del voto, parece improbable, si no imposible, que la relación México-Estados Unidos adquiera los altos vuelos que podrían preverse ya que, para empezar, éstos requieren de gobernantes y políticos capaces, eficientes, honestos, y con una visión del país a mediano y largo plazos comprometida con cambios estructurales en favor de un elevado y sostenido crecimiento económico y desarrollo social, en un marco de libertad y democracia verdaderas. ¿Acaso nuestra “clase política” cubre este perfil?.. Si no,  esta reunión será como muchas otras en el pasado: los Estados Unidos obtienen lo que quieren, y nosotros solo obtenemos… lo que nos dan.

RJZ

Lo mas actual...