GLA

Suscripciones

GLA

PARTIDOS 2

Trasfondos de la reforma educativa

ed jaureguiLos factores y elementos que concurren en la reforma educativa son de lo más variado e implican cuestiones de fondo en las esferas  política, social y económica.

De igual forma, el contexto en el que ésta se da en nuestro país es también sumamente complejo debido a herencias de un pasado de gobiernos totalitarios y corporativistas, que cobijaron y tutelaron la formación de agrupaciones de trabajadores de diferentes sectores de la sociedad y la economía  con  fines  electoreros,  a través del otorgamiento de condiciones de privilegio, como es el caso de la educación, la industria petrolera y la electricidad, entre otros.

El panorama es ampliamente conocido: canonjías, corrupción y despilfarro de recursos, P. Ej. en educación, el caso de Elba Esther, los oscuros manejos en la nómina de maestros, la precaria situación de las escuelas, en fin, atraso generalizado. Algunos datos “duros” que ilustran este contexto:

De las mejores 200 universidades en el mundo, la UNAM está en el lugar 190, mientras que China, India, Corea del Sur e Israel tienen varias universidades, y mejor posicionadas (1). Comparativamente, en América Latina se invierte en investigación solo el 2% del gasto total de la región, mientras esta cifra es del 28% en los países asiáticos, 30% en Europa y 39% en los EUA; de este pobre 2%, Brasil invierte 62% yMéxico solamente un 13% (2). Así mismo, la inversión privada en este rubro, que en Corea del Sur es del 74%, en los EUA de 64% y en China “comunista” (!) del 60%, en México es de solo el 30%, cuando sabemos que el sector privado tiene mucho más visión para el desarrollo de nuevos productos y tecnologías Así mismo, la inversión total en investigación es del 1.4% del PIB en China, y en México es solo del 0.4% (3). Finalmente, en cuanto al desarrollo de patentes el caso es aún más preocupante: mientras Corea del Sur logra la aprobación de  7,500 patentes por año en los EUA, Brasil lo hace con 100 y México solamente con 55 patentes/año (4).

La respuesta del actual gobierno, si acaso bien intencionada, es a todas luces insuficiente; los planteamientos del presidente, aún cuando se basan en técnicas administrativas muy válidas, como son la administración por objetivos y la planeación estratégica, no dejan de ser parciales en sus alcances por carecer de una Gran Visión que defina claramente el país que queremos a mediano y largo plazo, las metas que habrán de lograrse, las estrategias que para su logro habrán de aplicarse, y los mecanismos de evaluación de resultados que permitan garantizar su logro mediante la oportuna corrección del rumbo.

Así, más allá del cacareado “Plan Global de Desarrollo” actualmente en elaboración, lo que tenemos son acciones dispersas en gran cantidad de programas, todos ellos de enfoque y resultados parciales y muchas veces inconexos, como lo son la reforma educativa (y las pendientes reformas estructurales), el programa de salud, la campaña contra la pobreza, la cruzada contra el hambre, las acciones en apoyo de áreas marginadas, etc. Cuando lo que se requiere es precisamente el diseño de un plan de gran visión que deje claro, gobierne quien gobierne, cuáles son las acciones que efectivamente contribuyen al logro de esa visión de largo plazo.

A manera de ejemplo, dicho plan de gran visión debería contemplar, como parte de un todo coherente, el desarrollo acelerado de los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca mediante cuantiosas inversiones en infraestructura, incluyendo entre ellas proyectos productivos que permitan a las familias generar su propio ingreso –y dejar de depender de las dádivas gubernamentales- así como en educación (poner al día las escuelas y la capacitación de los maestros), y en obras hidráulicas que, al tiempo que disminuyan el riesgo de inundaciones, permitan canalizar los excedentes de agua a entidades de la zona centro y norte, donde se padecen enormes problemas de sequía.  

Queda muy claro que el problema rebasa con mucho el alcance de estos comentarios, pero también es claro que se requiere un esfuerzo mucho mayor –y sobre todo más articulado- para hacer frente, con éxito real,  a estos rezagos crónicos, pero salvables, siempre y cuando exista la visión y la voluntad política, sustentadas en una adecuada planeación y una buena administración.
RJZ

(1): Suplemento de Educación Superior del London Times. (2): El Estado de la Ciencia. Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología, de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura. 2008. (3): Education, Science and Technology in Latin America and the Caribbean; BID, 2006. (4): U. S. Patent and Trademark Office. 2008.

Lo mas actual...