GLA

Suscripciones

GLA

PARTIDOS 2

La red y el cine que huelen

ed maren¿Qué pensaría si le digo que ahora no solo podrá ver los mensajes de sus redes sociales, sino que ahora los podrá hasta oler. Así es, esta novedad se llama Olly.

Se le conoce como redes sociales a todo lugar cibernético en que millones de personas del mundo puedan estar conectadas con otras, teniendo en común intereses o algún tipo de relación humana.

En 2002 aparecen las primeras redes de círculos de amigos en línea, pero es en el 2003 con MySpace o Xing que empezó ser un hit de moda.

Una teoría interesante de las redes sociales, es la de Duncan Watts en su libro “6 grados de separación”, explica  que es posible acceder a cualquier persona del mundo con tan solo seis “niveles”. Según esta teoría, una persona conoce a 100 personas (1er nivel).  Por lo tanto, “si cada uno de esos amigos se relacionan con otras 100 personas (2ndo nivel), y si cada uno de ellos mandan un mensaje a sus 100 amigos (3er nivel), el mensaje estaría en manos de 10.000 personas. Y así progresivamente, hasta llegar al sexto nivel daría un total de 1.000.000.000.000 de conocidos con el mismo mensaje. En resumen, en seis pasos y con la ayuda de las redes sociales, se podría enviar un mensaje a cualquier persona del planeta.

Por otro lado, la novedad para los adictos a las redes sociales es que salió a la venta un especie de robot conectado al internet desde el ordenador, llamado Olly. Por cada pronunciación de cierta red social, Olly emite una ráfaga de olor para dar la alerta de alguna notificación o mensaje recibido, incluso para la búsqueda de Google emite un olor distinto.

Creado por Benjamin Redford. El cuál le comenta a la BBC que “la idea era desarrollar un dispositivo alternativo a las alertas que vemos todos los días, a todas horas, en nuestra pantalla.”

La ventaja de activar el sentido del olfato como aviso es porque el perfume puede captar la atención de una persona sin distraerla demasiado.
Se pueden escoger los olores, ya que el aparato cuenta con un espacio para guardar el perfume.

En la investigación se usaron los olores de algodón, de azúcar y el perfume de la pareja. Mientras que en EUA un chef probó su Olly con el olor de una tortilla para estar al pendiente de los comentarios en internet de su restaurante.

En el cine existen algunos antecedentes como en el filme japonés El Nuevo Mundo  donde la naturaleza ocupa un papel central y en él los aromas recuerdan el olor del bosque y de las flores que aparecen, así como otros, también florales, en las escenas románticas, mientras que una mezcla de hierbabuena y romero se deja sentir en los momentos tristes.

Este experimento fue incluso mejor y mucho más sofisticado que el que fue aplicado el pasado año en varios cines japoneses que lanzaron olores a chocolate en las proyecciones de la película Charlie y la fábrica de chocolate, de Tim Burton.

Es casi una realidad que el olor será una evolución más que en los próximos años permitirá crear nuevas experiencias audiovisuales. Al igual que el 3D, el cine con olores ya no es una fantasia o una idea loca que solo se manejaba en la ciencia ficción.  

MFW  (más en Navegando con Maren: Olly)

Lo mas actual...