24°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 75%

Wind: 11.27 km/h

Suscripciones

24°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 75%

Wind: 11.27 km/h

Ultimo Minuto:

¡Se les acabó la ubre!

luis fDespués del discurso de Trump en su toma de posesión, queda clarísimo que ganó precisamente por lo que dijo hoy en la mañana.

Promete devolverle el poder al pueblo y quitárselo para siempre a la partidocracia de nuestro país vecino.

Todos esos políticos acostumbrados a enriquecerse a través de corrupción, gratificaciones de gestores y negocios personales escondidos a través de prestanombres, ya no existirán allá en un futuro.

Llega al poder un hombre que no ha participado en la política y que va a evitar que los recursos de su nación sean dilapidados por los políticos de siempre.

Todos los gobiernos de izquierda del mundo, con alguna que otra excepción, están acostumbrados a apropiarse del erario, regalar dinero a diestra y siniestra y dilapidarlo sin tener la más mínima noción de lo que cuesta producir riqueza.

Están acostumbrados, ellos y sus allegados, a chupar de la ubre del presupuesto y enriquecerse sin remordimiento o ética algunos.

Entra al poder de allá un hombre que va a anteponer los intereses de su país sobre todos los intereses globales.

Preguntémonos qué nos ha dejado la globalización:

En mi opinión, ha abierto la brecha entre pobres y ricos en forma global, al permitir inversiones de los conglomerados más fuertes en países donde desplazan del mercado a los débiles por ser el capitalismo lo que es en la actualidad: el juego del “Monopoly” en donde, de seguir por el camino en que íbamos (esto va a cambiar), algunos -muy pocos- se quedarían con toda la riqueza del mundo.

La globalización también acaba con las tradiciones de los pueblos al imponerles costumbres propias de los países poderosos.

Lo único positivo que se me ocurre de ese fenómeno económico es el acceso a la tecnología que ha representado un gigantesco avance.

Bien por Trump que está decidido a terminarla.

Ese nacionalismo acendrado por supuesto que nos va a afectar a nosotros y al mundo. Ya no venderemos tan fácilmente nuestros productos allá, y nuestro gobierno ya no podrá contar con la válvula de escape que representa mandar a nuestros ciudadanos a trabajar allá debido a que, por su propia ineficiencia y corrupción (la del gobierno), nunca se logró crear acá los empleos suficientes para retener a nuestros compatriotas.

¡Cómo nos hace falta un gobierno así que privilegie los intereses de los mexicanos en su conjunto y le arrebate a la partidocracia el control que tiene sobre el erario que, bien gastado, sería suficiente para absorber a la gente que regrese!

Seguro estoy que todos los medios de izquierda y los amarillistas se dirán escandalizados por las posturas de Trump, como también estoy seguro que muchos de mis lectores estarán en desacuerdo conmigo; y que los que aceptan la corrupción como cosa natural en la humanidad no verán el gigantesco paso que va a dar Trump

-si es que no lo matan antes por la cantidad de intereses que va a tocar-.

Para los angloparlantes comparto una opinión que aparece hoy en el NYT:

“Since group therapy is out of the question, it might help psychologically for the media to focus on Trump's actions and their consequences, rather than on the man himself.

The latter should be enough for the media to get past its inchoate, herding-mentality, group-think abhorrence of the new President.

The media needs to fight the spell of normative social influence — that is, reacting as others do in order to fit in or gain acceptance. This will be particularly difficult; it being that the media is heavily vested in the political Establishment and physically located in Democratic/Liberal bastions such as NYC. “John Pardiñas

Opino exactamente lo mismo para los medios mexicanos.

Nos vemos en la próxima

¡Por una nueva constitución!

Luis F. Klein

Etiquetado Como estados unidos donald trump