GLA
Suscripciones
GLA

“La isla tiene forma de ballena”

leonidasDe VICENTE QUIRARTE, -julio 19 de 1954-. Poeta, dramaturgo, ensayista y maestro de literatura, es la narrativa “La isla tiene forma de ballena”. Se trata de una sesuda cátedra sobre uno de los pasajes de la historia de México en el que se determinó su destino hacia la modernidad: la lucha del Presidente Benito Juárez García contra el Imperialismo de Maximiliano de Absburgo y la invasión francesa. El escritor tuvo la sagacidad de crear esta historia dándole un tinte novelesco, para ello crea personajes de ficción que con sus acciones reafirman el acontecer de una historia estrujante.

En la realidad histórica de nuestro país, el naufragio político y económico es repetitivo. Un referente nos lo patentiza Quirarte en esta historia, citando al General Antonio López de Santa Anna, el mismo que vendió el 50% de nuestro territorio a los Estados Unidos, y solo por eso, es considerado como: la suma de todos los defectos mexicanos.

El trabajo de investigación intensa y profunda que devela este asunto, abarca en apariencia poco tiempo, 1863-1867; tiempo del peregrinar de don Benito Juárez, obligado por la intervención francesa y la infamante intervención del que quiso ser “Emperador de México”, hechos causados en gran medida, por la degradante traición de algunos mexicanos.

Aquella situación, también provoco el exilio de doña Margarita Maza de Juárez, quien en compañía de sus diez hijos y tres sirvientes, se fue a los Estados Unidos y se instaló en Nueva York. Las penas soportadas por la muerte de dos de sus hijos a causa del frío. Su diario vivir en una ciudad de contrastes terribles, clima, idioma, costumbres. ¿Cómo hizo esta señora para soportar tanta adversidad?, ¿y mantener una comunicación epistolar con su esposo para animarlo?

El Club Liberal Mexicano en N.Y., surge a instancias urgentes, una de las más importantes es conseguir armas para el ejército liberal, que desde algún lugar del norte de México comandaba don Benito, pues el asedio mortal de sus enemigos, le exigía movilizarse. Otra de las actividades importantes de aquel club, era vigilar la seguridad de la familia Juárez y de algunos personajes que realizaban labores diplomáticas y de tácticas políticas a favor de la lucha Republicana. Entre aquellos personajes, resalta la del mismo presidente del Club: Francisco Zarco, considerado parte del “arma secreta” de la conducción de las actividades del Club. Ahora sé que este señor fue periodista, escritor que abandonó la literatura para entregarse al periodismo combativo a favor de los liberales, y fue el creador del Manifiesto a la Nación de 1857.

Entre los pasajes importantes que ocurrieron en aquellos cuatro años, de los más sobresalientes, fue el asesinato de uno de los presidentes más emblemáticos de la Unión Americana: Abraham Lincoln, fue acribillado en un teatro por John Wilkes Booth, actor, acérrimo partidario sureño; esto fue el 16 de abril de 1865. La narrativa afirma que este acontecimiento, en lugar de avivar la revolución civil que hacía apenas una semana había terminado con el triunfo de los norteños, sirvió para afirmar la paz. El pueblo estadounidense se volcó a rendir honores al mártir, calmando así a la nación.

También ahora sé, que don Porfirio Díaz García, antes que Presidente de México, fue un valeroso soldado mexicano que defendió a la patria en la batalla del 5 de mayo contra los franceses; dirigió y ganó batallas importantes como la de La Carbonera y la ciudad de México, también contra los franceses. Otras batallas ganadas en otros lugares y por otros generales en el país, fueron: Antonio Rosales en San Pedro, Sinaloa, Salazar en Los Reyes, Pueblita en Tajimaroa, Regules en Pátzcuaro, Riva Palacio en Zitácuaro. Todo esto fue debilitando a los invasores, y por fin, Maximiliano, Mejía y Miramón, estos dos últimos traidores mexicanos, son apresados y fusilados el 19 de junio de 1867 en el cerro de las campanas de la ciudad de Querétaro. Cae el imperio y nace La República.

Aspectos que también me son novedad, es que Maximiliano antes de ser fusilando se echó un discurso, lo mismo hizo Miramón. Mejía no dijo nada. Otro detalle del frustrado Emperador, es que regaló monedas de oro a los soldados que lo ajusticiaron, -¿pretendía sobornarlos?, estos eran tres zapotecos, dos mexiquenses y un poblano; utilizaron rifles de manufactura gringa marca Springfield. Un caso más, lo fue un fotógrafo francés al que no le fue permitido usar su cámara para plasmar el fusilamiento, pero él dibujó la escena con dos obras; por ellas obtuvo una fortuna.

Algo que me parece digno de mencionar, es que la princesa de Agnes Salm Salm, intentó sobornar con 500 mil pesos al coronel Miguel Palacios, jefe del cuerpo de custodios de los reos, para que simulara una fuga, pero el soldado valeroso y fiel, dio parte a sus superiores. Un acto muy digno, porque desde entonces ya existía la corrupción.

Vicente Quirarte, también nos ilustra citando grandes creadores literarios, debilidad que no puede esconder su espíritu de poeta. Nos deleita con una traducción de “El Cuervo”, de Edgar Allan Poe, hecha por don Ignacio Mariscal, integrante del Club. Nos refiere La fleura del mal de Baudelarie, de Flaubert, Madame Bovary y de Melville su ballena Moby Dick.

Esto es un esbozo del intenso e interesante contenido de este libro; centra su importancia en algo que quisiéramos los mexicanos que no volviera a suceder. Pero no confiemos. El innombrable existe, ha reencarnado y quiere rematarnos. Para saber de él, es necesario informarnos; en este libro conocerán de sus innatas cualidades criminales.

No puedo decir: Feliz navidad a todos, porque quedarían incluidos los malos gobernantes, esos que niegan la justicia, esos que se escudan en la impunidad. Solo me sale decir: ¡JUSTICIA! ¡JUSTICIA! ¡JUSTICIA! Para JAVIER VALDÉS CÁRDENAS y los 130,000 asesinados en este sexenio de EPN.

Leónidas Alfaro Bedolla. Autor de: La agonía del caimán, Golpe a Golpe y La maldición de Malverde.

Lo mas actual...