24°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 75%

Wind: 11.27 km/h

Suscripciones

24°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 75%

Wind: 11.27 km/h

Ultimo Minuto:

Trump y los dictadores

leonidas  Lo mejor que ha hecho Donald Trump,  es que con sus insultos y descalificaciones para los mexicanos, nos ha sacudido, igual que el gasolinazo nos zarandeó, y por eso ahora hemos reaccionado para dejar la modorra y manifestarnos, de aquél que está tras fronteras, hemos dicho hasta de se va a morir, el ingenio del pueblo mexicano, para estos casos, resulta brillante, han lanzado todo tipo de adjetivos y frases lapidarias, y para nuestros malos políticos igual, pero en grado superlativo. Creo que en las elecciones del cercano 2018, sucederán cosas trascendentales. Ya es hora, ¿no?

  El güero oxigenado, pertenece a la más rancia de las etnias gringas: la sajona. Es un empresario dedicado a los negocios, tiene su centro de operaciones en su torre de 58 pisos de la 5ta. Avenida de Nueva York. Allí vivía con su familia antes de trasladarse a La Casa Blanca. Según Wikipedia, su padre le dio un millón de dólares para que se iniciara, y respondió con éxito, ahora cuenta con una fortuna cuya cantidad es un misterio, igual que los maleantes, no lleva una contabilidad que lo descubra; la cantidad se pasea desde los 2,500 a los 10,000 millones de dólares. Hasta aquí, su historia no dice nada extraordinario porque empresarios malhechores convertidos en políticos  exitosos, existen muchos por todo el mundo, lo cual, no debe de asombrarnos. Lo que si debe ponernos alertas, es que este señor ahora ocupa la presidencia del llamado país más poderoso del orbe, y  por eso debemos tener en cuenta sus cualidades, tales, se parecen mucho a la actitud que toman los tiranos. Y los tiranos tienden al narcisismo, la violencia, se creen dioses y se abrogan el derecho de considerarse dueños de todo, incluyendo a los seres humanos, estiman deben estar a su servicio de manera permanente e incondicional. Trump muestra una forma de hablar, de caminar, mover las manos, sus gestos y su mirada lo identifican como un actor consumado; no de balde, durante diez años condujo el programa de televisión The Appentice, eso le dio las herramientas para dominar los escenarios y las muchedumbres. 

  También tiene características parecidas a las de Adolfo Hitler, éste se preparaba para sus prolongados discursos; tenía un equipo especial para sus ensayos escénicos, ante un espejo hablaba modulando la voz, hacía movimientos corporales, gesticulaba y finalmente se vestía con su traje militar y usaba unas botas con calzas para aumentar su estatura de 1.63 mts., por lo mismo, para hablar en público, lo hacía montado sobre un pequeño templete.

  La historia nos habla de lo peligrosos que suelen ser este tipo de seres, para muestra, además de Hitler, también cito a Nerón -37-68-, fue emperador del entonces más poderoso imperio, en sus primeros cinco años fue bueno y llegó a fortalecer más a los romanos, pero de pronto, en el 6to año de su mandato cambió, se convirtió en un vicioso, pervertido sicópata y sanguinario, mandó incendiar Roma, enseguida el imperio se derrumbó y cuando se enteró que iba a ser detenido  para  juzgarlo, le ordenó a su secretario que lo matara.

  José Stalin -1879-1953-, traicionó a su compañero de lucha León Trotsky, a quién desterró de Rusia y finalmente lo mandó matar, la sentencia se cumplió precisamente en la ciudad de México -1940-. Otros más, de muchos otros similares a aquellos, aquí sus nombres: Benito Mussolini 1883-1945, Francisco Franco 1892-1975, Augusto Pinochet 1915-2006, Saddam Hussein 1937-2006, Maummar Gaddafi 1942-2011, Mao 1893-1976, Hosni Mubarak, Jorge Rafael Videla, Fidel Castro Ruz 1926-2016 y la lista sigue y sigue.

  De todos estos personajes, Donald Trump refleja algo. En principio, su notable narcisismo, su agresividad y prepotencia; con sobrada razón millones en el mundo, y de manera muy especial los mexicanos, le tenemos desconfianza, tirria y enojo. Como ciudadanos, sólo nos queda permanecer alertas, solidarios para saber hacia dónde hemos de arrancar cuando El Güero oxigenado derrumbe el imperio. Es lamentable no poder decir que contamos con nuestros gobernantes, a la mayoría de los cuales también les tenemos: desconfianza, tirria y enojo. Ellos, ocupados en su  deporte favorito: la corrupción, chupando como sanguijuelas, la ubre gubernamental, reuniones en lo oscurito, en los casinos, bares y restaurantes de postín para afinar los planes de cómo esconder los tesoros que los delatan por el relumbrón, o cómo hacer para fingir la condición de gañán y traidor que a todos molesta. Pobres malos políticos nuestros de todos los días. 

 A continuación les expongo un poema en prosa, es la manifestación de un mexicano ejemplar, que supo utilizar la poesía como su mejor forma de expresarse, y en ocasiones como filosa arma; me refiero a  nuestro bien querido y recordado poeta Jaime Sabines. De  “Antología poética”, Fondo de cultura económica, -2014- pag. 173.

 “Dice el radio que los Estados Unidos le piden explicaciones a México por eso de su apoyo moral a Cuba. Hoy, 8 de julio de 1960.

¡Qué pequeño gran país estos Estados Unidos! ¡Cómo han crecido y crecido para hacerse pequeños! Acorralados por todas partes, no saben qué hacer, y cuando hacen algo lo hacen con torpeza. Dan de manotazos tontamente, se ponen serios, amenazan: o sonríen, halagan, para atraerse simpatías.

A este rascacielos de los Estados Unidos le han puesto demasiados pisos para sus escasos cimientos. ¡Quién sabe a cuántos va a aplastar en su caída! Pera esta hermosa Cuba de hoy, atacada de tan divina locura, enferma de su libertad, aguantará la historia. ¡Y qué bueno que si miro de México el plan y la cordura, le esté enseñando a México el arrojo y la insensatez!

  Porque ante la política de la fuerza de los Estados Unidos, sólo la política del atrevimiento puede enfrentarse. ¡De la antigüedad van a venir los dioses, y del porvenir los hombres, en ayuda de la osada Cuba!     

Ojalá también miren hacía nosotros, y nos ilumine para darnos el valor de iniciar la revolución. La revolución cultural; ¡nos urge! 

leonidasalfarobedolla.com