GLA

Suscripciones

GLA

PARTIDOS 2

Una manita de Gato

ed jesusNo es un secreto que la industria del maquillaje se ha desarrollado increíblemente en los últimos años, aunque el mismo existe desde que la búsqueda en el ser humano por verse mejor existe…. Ya sea una retocadita, una transformación total, un cambio de imagen, una “manita de gato”, una pintadita, o lo que sea con tal de “tapar” ese barrito, esa manchita, una mirada triste, unos ojos desvelados, una noche inolvidable y mil cosas más.

Para eso es el maquillaje.  Para verse mejor. En Octubre de 2009, Cabovisión.tv inició esta aventura de comunicación vía internet, y los resultados evidentemente son muy satisfactorios.  Por supuesto nunca es suficiente porque el conformismo no es parte de la fórmula, y siempre hay que buscar más y tratar de ser mejores.

Como parte del proyecto hemos escrito sobre diversos temas y con diferentes acercamientos procurando diversificarlos; sin embargo una vez más las circunstancias me llevan a escribir sobre un tema que en lo personal me parece absurdo que se ignore o que no se le ponga la atención debida.   Por supuesto me refiero a la carretera transpeninsular entre Cabo San Lucas y el aeropuerto internacional de Los Cabos… que para ser honestos podría ser uno de tantos tramos de carretera en nuestro país.
Maquillaje y carreteras…. ¿Qué tienen que ver?

Ahí viene APEC, ahí viene el G20, viene el presidente, va a pasar el “gober” por aquí, “hay que quedar bien…”, y por supuesto nos llenan el tramo de maquillistas que dejan la vía publica como si fuera una carretera de primer mundo y hasta foquitos le ponen aunque uno no sepa ni que significan ni para qué sirven 40 líneas de focos intermitentes en el piso ( que dicho sea de paso, duran lo que dura un cerillo encendido ). Se ve bien (eso dicen, eso creen).  La maquillan. Pasa el funcionario, pasa el evento, y el maquillaje se desmorona a cachos.  Sin necesidad siquiera de que le caiga la lluvia encima.

Se puede romper una barrera de seguridad, desgajar un cerro, sumir un tramo y mientras no haya necesidad de echarle “otra manita de gato” a nadie parece importarle. No importa el turismo, no importa la imagen, no importa la seguridad, no importa nada más que quedar bien…. Pero ¿con quién? Accidentes a la orden del día por falta de señalamiento o por anarquía en el mismo; no hay criterios ni supervisión.

Pareciera que quien gira las instrucciones ignorara la cantidad de vehículos de renta y de extranjeros que circulan por la misma y que ignoran lo que se les quiere decir con una banderita al lado del camino…. ¡pobres de ellos!

¿Cuánto tiempo más o que tiene que pasar para que haya una verdadera política que regule el tránsito y se encargue del mantenimiento correcto de estos tramos?...  No es para tomarlo a la ligera, no es para hacer reparaciones baratas y rapiditas para salir del encargo.  

Si es bien sabido que el tramo no puede tener condiciones de carretera de altas especificaciones, como en algún momento dado fue concebida, entonces es obvio que hay que hacer algo al respecto para modificar las velocidades y las medidas de seguridad en la misma.

En este tramo conectan en forma directa: hospitales, escuelas, fraccionamientos, casas, servicios públicos, servicios de emergencia, gasolineras, comercios y todo se hace a la brava, “arriesgando el físico”…

El tramo está considerado como uno de los más peligrosos a nivel nacional, y aun así seguimos en las mismas.  No importa cuántos encabezados, criticas, editoriales, artículos o programas de radio se le dediquen. ¿Cuánto tiempo más seguiremos utilizando maquillaje para tapar las ineficiencias de esta carretera?

No quisiera citar todos los puntos que requieren atención porque la lista se extendería varias páginas, pero el kilómetro dos frente al centro comercial de Walmart, las entradas frente a Cabo bello, el puente frente al Hotel Esperanza, el puente del Tule, los vados frente al hotel Marbella, el retorno del hotel Dreams, la glorieta de Cabo Real, el retorno de El dorado, el retorno del Westin, el retorno de Cabo Colorado, el de Cerro colorado ( que tantos accidentes ha tenido ) , la curva de Acapulquito ( no solo en su división sino en las barreras de protección ), las dos glorietas de Fonatur, la Y de la entrada a San José del Cabo y por supuesto cada cuadra de la ciudad lineal requieren mucho más que una simple maquillada.  Requieren planeación y decisión.

Ahí viene la temporada de huracanes y yo me pregunto si esta carretera estará ya en condiciones para soportar la temporada o tendremos que seguir esperando.

Como puede ver el tema es muy extenso y hay mucho material pero quisiera terminar con la regla de Lord Falkland que dice “Cuando no es necesario tomar una decisión, es necesario no tomar una decisión”.
JC

Lo mas actual...