GLA
Suscripciones
GLA

¿Por qué suceden las cosas?

ed jesus

Hasta hace algunos años, el clima en el mundo no era tema de interés general.

Aún recuerdo cuando aquí en la península de Baja California, se podía “predecir”  que un huracán o una tormenta tropical se acercarían o impactarían el área si este fenómeno cruzaba el meridiano 108°, pero no el 110°, y el seguimiento se hacia los paralelos 22 y 24.   Sin embargo la tecnología y los medios de información avanzaron a velocidades increíbles y hoy en día es cuestión de unos segundos para dar seguimiento a través de un sinnúmero de sitios en internet de cualquier fenómeno en cualquier parte del mundo, al grado de poder subir a una red social cualquier fotografía y convertirse en corresponsal del clima para el resto del mundo.

Asimismo,  otro tipo de eventos y situaciones tardaban en ser del dominio público, que para cuando esto sucedía, el rumbo podía haber cambiado drásticamente. Tal es el caso de las revueltas, levantamientos, guerras y movimientos civiles.

Estos factores y la velocidad a la que se dan a conocer afectan sustancialmente el comportamiento humano en algunas áreas, como puede ser el rumbo económico en muchas de sus ramas, por no decir en todas.

Una de ellas por ejemplo, es el turismo. Hoy en día ya no es suficiente contar con un clima extraordinario y bellezas naturales excepcionales para convertirse en decisión definitiva para ser elegido el “lugar” para vacacionar.

La suma de muchos factores son considerados para que un turista se decida a viajar al lugar adecuado en el momento correcto.

La información veraz y oportuna es fundamental en la toma de decisiones. Muchos de los elementos que son considerados, son dependientes del propio destino, pero hay otros tantos exógenos que salen totalmente de control y se requiere de herramientas, muchas veces de relaciones públicas y mercadotecnia para combatirlas.

En nuestro país, en el estado y en el municipio son muy diversos estos factores. Hoy en día el turista es más exigente y se informa con mucho más detalle antes de tomar una decisión de viajar, y no se puede ni ignorar, ni pasar por alto y mucho menos subestimar el poder de estos elementos por pequeños que sean porque en muchas ocasiones están entrelazados y hay que recordar que las cadenas siempre se rompen en el eslabón más débil.

Habiendo entrado ya en el mes de Septiembre, el mes más crítico en materia turística, el más difícil, es quizá momento de replantear que se ha hecho bien, en quá fallamos y qué se puede hacer mejor.  No hay destinos turísticos infalibles y la soberbia política - turística es un pecado que se paga muy caro.

La tensa situación que se vive alrededor del conflicto en Siria puede ocasionar una desaceleración en la recuperación económica que se empezaba a percibir.  Si bien los precios del petróleo y de ciertos mercados han reaccionado ante estos eventos, nuestro principal mercado (aún), es decir el norteamericano, puede empezar  a retroceder como lo hace cada vez que ésto sucede.

¿Habrá o no intervención militar del gobierno Estadounidense en Siria?... sea cual sea la respuesta, lo importante es estar preparado para poder anticipar la reacción del turista.

El comentario en cuestión no es el asunto bélico, sino aquel que lleva la información; es decir de qué nos enteramos, cómo nos enteramos y cómo lo utilizamos.

El presidente Peña Nieto retrasó su viaje a Turquía y modificó la fecha de su primer informe… ¿Por qué?  . Porque sus prioridades las basó en la información con la que contaba… había asuntos que atender. La información es poder.  

Sin embargo no toda la información es relevante ni importante; y tampoco hay que confundir información con cultura.

El motivo de este comentario me surgió porque en los últimos días he escuchado mucho frases como: “a mí la situación de Siria me tiene sin cuidado”, “el asunto de los maestros afecta solamente al DF”, “las decisiones del Presidente Obama  solo afectan a EEUU”… entre otras; lo cual me hace pensar que dentro de tanta información que hoy en día se maneja estamos nosotros mismos perdiendo el rumbo de lo que verdaderamente puede ser importante y trascendente.

La opinión puede tener colores: amarilla, roja, blanca, negra… pero la información no; ésta debe ser una sola: la verdad.

La opción es suya.

JCG

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep