Suscripciones

¿Vivienda, sin agua?

Estamos en una encrucijada como destino turístico. Todos coincidimos, en que el tema del agua es crucial, sin agua no podemos seguir creciendo. Esto es un consenso en la comunidad. El punto es; cómo equilibramos el crecimiento con las carencias que tenemos. A este respecto, hay varios aspectos a considerar.

El Dr. Ojeda Mestre, titular del Organismo Operador del Agua Potable y Alcantarillado de Los Cabos, OOMSAPAS, declaró en el programa de Los Cabos a la Carta, de Cabo Mil, el 10 de octubre del 2018 que " Solicitarían que haya una especie de moratoria de 8 meses para que no haya desarrollos: Necesitamos un ritmo más lento de crecimiento, un ritmo de crecimiento demográfico menor"

Y sin aclarar a quien le pedirán esta moratoria o si ya es un acuerdo de cabildo o con alguna autoridad municipal, y no dando mayores explicaciones, se están negando, ya, las factibilidades de agua a los desarrolladores de vivienda, incluidas las de INFONAVIT, para los trabajadores.

Esta podría resultar a simple vista, de ser cierto, que no tenemos agua suficiente, una medida extrema, pero necesaria, sin embargo, es una falacia. Negar el agua a los desarrollos de vivienda de los trabajadores, no reducirá, el ritmo de crecimiento de la población, pues este va de la mano del crecimiento del turismo y la hotelería. En todo caso, lo que el Dr. Ojeda Mestre, debería pedir, es, que ya no se autorice la construcción de hoteles, para que no venga mas gente a vivir a Los Cabos. Eso sí, reduciría el crecimiento demográfico. Y no como se pretende, cancelando las inversiones en vivienda social.

La solución del desabasto de agua en Los Cabos está mal planteada. Salir a decirle a los inversionistas que ya no vengan a invertir a tierras cabeñas, lo único que va a provocar es ahuyentar esas inversiones. Declarar la moratoria de crecimiento como propone Ojeda Mestre, es un asunto delicado. Cada proyecto tiene sus necesidades y características propias, y su nivel de prioridad. Y la vivienda para trabajadores, debe ser considerada de máxima prioridad, en esta ciudad. Por lo tanto, esto del freno al desarrollo, parece no tener un sustento sólido.

Una medida de esta magnitud, no se puede entender, sobre todo cuando no se ha dado a conocer el diagnostico puntual en el que se encuentra la ciudad, en el tema del agua y el drenaje, tampoco se conoce la estrategia integral que el director del Organismo Operador propone para remediar la situación a corto, mediano y largo plazo. Negar la factibilidad de agua a tabla rasa, y a proyectos destinados a construirse a futuro, creará una gran confusión, entre los constructores de vivienda social, que optarán como ya lo están haciendo, por invertir en destinos que les brinden facilidades y no obstáculos para sus inversiones.

Y más allá de hablar de frenar nuestro crecimiento debemos hablar de ordenarlo. El ritmo de crecimiento que quiere imponer el titular del OOMSAPAS, rebasa totalmente todas sus atribuciones. Eso, no lo decide, una sola persona.

La forma de cómo habremos de crecer debe ser una decisión tomada por la comunidad, toda. Sobre todo, considerando, las diferentes alternativas de suministro de agua que se están proponiendo, como la planta desalinizadora, las represas de absorción sobre el cause de los arroyos, la compra de derechos de agua a particulares, etc. Medidas que requieren mayor flexibilidad de pensamiento y creatividad de parte de las autoridades.

Existe, de parte del gobierno federal un ambicioso plan de construcción de vivienda social, para tal efecto, se han ofrecido recursos para resolver los problemas de agua, drenaje, pavimentación y otros. Desde las filas del gobierno federal, nadie está hablando de frenar el crecimiento de Los Cabos, al contrario, se pretende ordenar este crecimiento y hacerlo más equilibrado.

Lo correcto, es atender a los desarrolladores, y analizar y discutir con datos duros, sus proyectos de inversión, cantidad de viviendas, consumos de agua, tiempos de construcción, ritmos, etc. Y con criterios técnicos, evaluarlos. Como debe de hacerse normalmente en toda dependencia gubernamental.

El OOMSAPAS, debe estar con las puertas abiertas a recibir, escuchar y atender a los inversionistas. Esa, es su función. En lugar de eso. Simplemente, no se recibe a los solicitantes, se les atiende de mal modo y se les niegan sus solicitudes, sin mayores argumentos, que la cerrazón y la descortesía.

El problema es de todos. Se debe hacer pública la discusión de cómo vamos a dar soluciones al desabasto de agua.

No hay lugar para propuestas simplistas, ni pretensiones de parar en seco las inversiones que están llegando a este destino. Sería mas productivo en cambio, invitar a los inversionistas a buscar formas factibles de concretar sus propósitos en estas latitudes.

 

 

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep