GLA
Suscripciones
GLA

Día uno; AMLO ya es presidente

Para empezar, ya dejaremos de decirle, presidente electo, ahora simplemente, es el Sr Presidente de la Republica, tal vez el más poderoso que se haya tenido en las últimas décadas. Controla 22 congresos estatales y 5 gubernaturas, mayoría en la Cámara de Diputados y el Senado. Los partidos políticos que se le pueden oponer han quedado privados de recursos económicos provenientes de las dependencias federales o estatales que controlaban, algunos de estos estarán perdiendo hasta sus registros, MORENA, el partido gobernante, tuvo que cerrar las afiliaciones por la migración masiva de desertores de los otros partidos, especialmente, PRD, PRI y PAN, quienes se aferran a no abandonar el generoso sistema del que han vivido.

No es un cambio de gobierno, es la demolición de un sistema político. es el mayor acontecimiento político desde 1929, año en que Elías Calles fundo el Partido Nacional Revolucionario que a partir de 1938 cambió de nombre a Partido de la Revolución Mexicana (PRM), denominación que mantuvo hasta 1946, cuando se convirtió en Partido Revolucionario Institucional, (PRI).

Este sismo político y social, ha sacudido hasta lo más profundo las estructuras políticas y gubernamentales del país. Todo está sujeto a fiscalización, nadie tiene por seguro nada, el cambio crea esperanzas, pero también inquietudes, genera incertidumbre, nadie sabe a ciencia cierta cuál será el rumbo que tome la nación.

Se le crean expectativas a la industria minera canadiense para ampliar sus actividades y se les invita a invertir en México, mientras que los afectados por ella, la acusan de mandar asesinar a los activistas de los pueblos que se oponen al saqueo y contaminación de sus tierras. Paradójicamente, ambos forman parte del mismo proyecto morenista.

Están juntos en un mismo modelo de nación, personajes que representan a lo más retrograda del antiguo sistema priista, al igual que otros definidos como radicales e intransigentes de una izquierda recalcitrante, agua y aceite en el mismo recipiente, cada uno tratando de lograr posiciones más ventajosas para su propia causa.

De aquí en adelante, cada palabra, cada posicionamiento de Andrés Manuel, ya se considera como un acto de gobierno, ya no tiene el margen de maniobra que le dieron las famosas consultas ciudadanas. Ahora vienen los cambios a la constitución y los decretos, y con ellos los cientos de amparos y demandas que ya se están preparando para frenar las intenciones del nuevo presidente. Porque a pesar de todo existen leyes, tratados internacionales, voluntades y derechos por los que no se puede pasar por encima, como es el caso del Tren Maya, los intentos de reducir el sueldo de los funcionarios públicos el traslado de las dependencias federales a los 32 estados de la Republica. O la inconformidad de los accionistas del nuevo aeropuerto en el Lago de Texcoco.

Hoy comienza a escribirse el primer capítulo de la historia del México moderno. El prólogo ya fue escrito por la nueva Cámara de Diputados y el Senado de la Republica, con sus aciertos y desatinos.

Los enemigos más peligrosos del nuevo gobierno se encuentran infiltrados dentro de sus propias filas. Desde ya, están preparando el regreso del viejo régimen en seis años, están listos para bloquear y sabotear las acciones que afecten a sus poderosos patrocinadores, se apuran a llevar adelante los cambios que aseguren que todo seguirá igual, que sus privilegios y canonjías no serán tocados ni con el pétalo de una cancelación de concesiones. Sean estas, mineras, de telecomunicaciones, pesqueras, forestales, o de cualquier índole aun siendo producto de la corrupción y la ilegalidad.

López Obrador, prometió mucho en campaña y lo mucho que prometió lleno de esperanzas a 30 millones que votaron por él, tiene 2190 días para cumplir con lo prometido, el día uno ya comenzó.

Apostarle a que fracase, es equivalente a suicidarse. Son tiempos de apuntalar al nuevo gobierno, por nuestro propio bien.

ASS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep