GLA
Suscripciones
GLA

De la consulta sobre el NAICM y otras mafufadas.

López Obrador, este personaje de la vida política nacional que se ha apoderado de todos los temas de conversación en cuanta reunión social, familiar o de negocios se da, nos tiene a todos con la respiración contenida. El asunto es que estamos por ver como se cristaliza la primera y mayor prueba de su propuesta de cancelar el NAICM, Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Mexico, a partir de los resultados de una consulta popular. Lo que ha levantado la más grande polvareda que se tenga memoria desde aquella vez en que Pancho Villa, al frente de la División del Norte, en 1914, marchó sobre Zacatecas.

De entrada, yo aplaudo la idea de que las comunidades deben ser consultadas y tomadas en cuenta, cuando se trata de actos del gobierno o de particulares que pueden afectar su entorno, economía, medio ambiente o sus vidas, es más, eso ya está establecido como requisito en muchos procedimientos administrativos, tanto federales como municipales. El punto aquí es, hasta donde puede opinar sobre esto, un simple mortal, como su servidor, bastante ignorante, sobre todo en asuntos de ingeniera civil, mecánica de suelos, aeronáutica, comportamiento de vientos, ecología, y el otro montón de ciencias que se deben conocer para poder decidir sobre el futuro de algo tan descomunal como la construcción del mentado aeropuerto de Texcoco.

¿Yo, que voy a saber de eso, si estoy a 1,200 km de distancia del sitio sugerido para aquella mega obra? Es más, para acabar pronto, ni siquiera sé exactamente dónde queda. De ese tamaño es mi ignorancia, pero me piden que vaya a votar si hacemos el aeropuerto ahí donde dicen, o en Santa Lucía. Pior, todavía, dijo mi Nana, sí no sé dónde queda Texcoco, menos donde está Santa Lucía.

Claro, que uno como ciudadano responsable, que acudirá a emitir su voto, libre y secreto, se debe informar antes para poder opinar y lo mejor es consultar a personas que sepan del tema y como yo no conozco a nadie que sea experto en “aeropuerto logia”, recurrí a quien más cerca tengo y que si sabe de construcción, Gumaro, el albañil que me construyó la cisterna de mi casa. Yo, asumí que mi “maistro”, por ser de aquellas sureñas tierras, me podría sacar de las tinieblas de la ignorancia, pero para mí mala fortuna, mi entrevistado me dijo que él no podía opinar tampoco, porque no era nativo de esos rumbos sino de San Martín de las Pirámides que esta por Teotihuacan, y que hasta donde el sabía, nadie pensaba construir un aeropuerto por ese lado.

Yo opino que, sí se debe realizar una consulta sobre el proyecto referido, pero que le pregunten a los que saben de qué están hablando. Eso de venir a poner tres casillas en Los Cabos para votar y que después se diga que los expertos y muy sabiondos choyeros dijeron que si, o que dijeron que no, al aeropuerto, y la voz del pueblo fue escuchada, me parece una reverenda mafufada, y si nos seguimos jalando los pelos, vamos a terminar, todos, calvos muy pronto. Tampoco se trata de arruinarle la fiesta a AMLO por el mero gusto de hacerlo, si el señor tiene razón, argumentos suficientes y queda plenamente demostrado que en el fondo detrás del mentado aeropuerto se escondía uno de los mayores trinquetes de la historia moderna, al carajo con la obra, faltaba más. Pero seamos serios. Esto no se resuelve tomando la opinión del pueblo, por más romántico y democrático que nos pueda parecer el procedimiento, sino en base a criterios y opiniones de verdaderos expertos, sin ofender, no de ignorantes, como el que esto escribe. Aunque dicen por ahí que todos somos ignorantes, nada más que en distintas cosas, y yo, de aviones, aeropuertos y otras hierbas, pos, no sé nada.

Si realmente queremos cambiar este país, hay que hacer las cosas con objetividad, con fundamento y argumentos sólidos, no se trata de resolver problemas trascendentales con ocurrencias de banqueta, ni discursos fáciles. Es necesario ir mas allá de lo elemental y no confundir la popularidad, con la democracia.

ASS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep