Suscripciones

Minería tóxica, la guerra por el agua, en BCS

 

Apenas terminó el primero de 3 foros sobre el agua en Los Cabos. La carencia de este valioso recurso se evidenció drásticamente, por todos los expositores, reunidos los días, 17 y 18 de agosto en Cabo San Lucas quienes discutieron ahí, sobre este problema. Más allá de las discrepancias en los montos del déficit que se padece en el suministro hídrico, está, la certeza de que hoy, ha comenzado la cuenta regresiva para poder seguir obteniendo el agua suficiente para saciar la sed del sector hotelero y de la población cabeña.

Todavía no se determina el tamaño de la amenaza que se cierne sobre esta comunidad y para colmo de males, llega la noticia de que la empresa de Ricardo Salinas Pliego, Los Cardones, se lanza de nueva cuenta a realizar gestiones ante SEMARNAT, para obtener, los permisos que aún le hace falta obtener para comenzar a operar. Movido por una codicia insaciable, el controvertido magnate, envía a sus emisarios a insistir en la aprobación del cambio de uso de suelo, de forestal a minero de 506 hectáreas, en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera de la Sierra de la Laguna. Principal núcleo captador de agua de la región sur de la península.

Sin quitar el dedo del renglón, día a día, las empresas mineras, especialmente las que pretenden arrebatarle el oro y la plata, a la Sierra de La Laguna, cabildean permisos, concesiones y apoyos. Recordemos que existen más de una treintena de estos proyectos entre la ciudad de La Paz y Los Cabos. Aquí en San José del Cabo, está la mina de oro, El Serrano, de 1,000 has, que es una concesión minera activa, para extraer oro y cerca de Cabo Pulmo hay otra concesión activa, para la explotación de oro, plata, cobre y molibdeno, en el proyecto conocido como Trinidad III y que abarca una superficie de 404 Has.

En el caso particular de Los Cardones, de acuerdo con la MIA, manifestación de impacto ambiental, que presentó ante la SEMARNAT, esta mina, requiere de una planta desalinizadora que produzca la cantidad 86 l/s. Una de las falacias con las que Salina Pliego, pretende convencer a la autoridad y a los ingenuos que se dejen, es que no utilizarían el agua del subsuelo para sus procesos productivos, pues serían llevados a cabo totalmente con agua de mar tratada. La pregunta obligada aquí, es qué van a hacer con toda el agua que encuentren durante la excavación de su cráter de 500 m de profundidad. Porque de acuerdo con la ley minera vigente, las minas tienen el derecho de utilizar el agua que encuentren dentro de su propiedad. ¿Acaso piensan ustedes, amigos, que renunciaran a este derecho? Cuesta trabajo creer que sea así.

La gran lucha alrededor del mundo, que todas las comunidades, incluidas las de Canadá y Estados Unidos, están dando contra estas mega depredadoras del medio ambiente, gira en torno a la contaminación del agua. Desde Canadá hasta la Argentina, incluido nuestro país, la mega minería toxica, ha destruido miles de hectáreas de bosques, selvas, pastizales, tierras de sembradío y cría de ganado, contaminando todo a su paso, suelo, ríos, lagos inclusive el manto freático.

La vida útil de estas minas cada vez es más corta, por lo intensivo de su producción, Los Cardones, está pensada para operar solo 10 años. Después, solo quedará desolación, destrucción y mil años de contaminación. En esa década de explotación del oro, se habrán almacenado 27´375,000 m3 de agua contaminada con sustancias tóxicas letales, en una gigantesca presa de 139 has de superficie, donde no crecerá ninguna forma de vida, animal o vegetal. Más grande que el lago de Chapala que tiene una superficie de 114. 6 has.

La superficie total que sería destruida completamente, de llegarse a concretar esta amenaza, estaría en un rango superior a las 422. has. La empresa minera reconoce, en la MIA página II-16, que producto de su actividad, se afectaría el medio ambiente y como muestra de su buena voluntad, han proyectado dejar un invernadero de 1.5 has, para reubicar ahí la vegetación que debe ser protegida y con la que después piensan volver a reforestar toda la superficie que destruyan, así como un refugio temporal para los animales que serían después reubicados. Así, de absurdo e irracional, es este proyecto minero.

Resulta una completa aberración, pretender instalar estos desarrollos mineros en una región que es privilegiada por la naturaleza, llena de vida, tanto en la tierra como en el mar.

No hay forma de que se pueda permitir que Los Cardones, obtenga ese cambio de uso de suelo de forestal a minero, los sudcalifornianos no deben permitirlo. Sería catastrófico para la vida natural, para el turismo y para la población misma, la Sierra de La Laguna, provee del 70% del agua que se consume en Los Cabos y La Paz, de allá nos llega y ya hemos visto que no está alcanzando, a algunos, ni siquiera para las necesidades básicas.

La Sierra de La Laguna, le pertenece al pueblo sudcaliforniano, no está a la venta y ninguna empresa puede venir a destruir nuestro patrimonio, nuestro futuro. Se debe rechazar, una vez más, esta embestida depredadora.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep