GLA
Suscripciones
GLA

El turismo es de todos

Son innegables los beneficios que produce la derrama turística en nuestro estado, pero sobre todo, en este municipio de Los Cabos. Beneficios que no están llegando a la población de una forma equitativa, al contrario, esta bonanza ha comenzado, hace tiempo, a ser un factor de inestabilidad, de desorganización social y urbana.

De lo virtuoso estamos pasando a lo vicioso. El modelo de turismo que viene cobrando fuerza en los últimos años, amenaza a la integración de la comunidad y la concordia entre los diferentes sectores económicos y de la población. Se ha priorizado un sistema de hotelería que es excluyente, que gradualmente está cerrando el acceso del público a las playas y pugna por mantener a los huéspedes aislados del resto de la ciudad, como consumidores cautivos dentro de las instalaciones del hotel, sin salir para nada de ahí, durante toda su estadía.

Está mal la forma en que se está implementando el sistema de hotelería, “All Inclusive,” en tierras cabeñas. Los efectos de esta práctica nociva, los podemos ver en el grave deterioro que están teniendo los negocios, tanto del Centro Histórico de San José del Cabo, como del centro de Cabo San Lucas, así como los diversos restaurantes que no ven reflejados en sus ingresos el boom hotelero que tenemos actualmente.

Este modelo de negocios, es predominante, en Cancún y la Rivera Maya, allá el acceso las playas ha sido cerrado totalmente a la población y quienes pretendan ingresar a ellas, deben pagar a los hoteles por hacerlo, si no son huéspedes.

Los que acaparan las playas, están violando flagrantemente la constitución en su artículo,11 que establece el libre tránsito por el territorio nacional y el 27, que garantiza que las playas son propiedad de la nación y nadie puede privatizarlas.

Las condiciones actuales en que se encuentra el municipio de Los Cabos, con toda su retahíla de deficiencias y carencias, demuestra con toda claridad, que la balanza se ha inclinado principalmente hacia un solo lado, la gran hotelería. Ni siquiera el sector turístico inmobiliario está siendo beneficiado en la medida en que lo hacen los grandes hoteleros, este sector, está acaparando los recursos públicos, las obras y los servicios proporcionados por los tres niveles de gobierno de tal forma que el resto de la ciudad se hunde lentamente en el abandono y la desidia.

Si en este momento alguna organización, nacional o extranjera, del tipo de Blue Flag, calificara a las dos ciudades más importantes del municipio, Cabo San Lucas y San José del Cabo, qué distinción les daría, a partir de los criterios bajo los cuales esta organización se rige, y que establecen:

Blue Flag es un distintivo internacional que se entrega a playas y marinas, que tiene como objetivo principal premiar a aquellos destinos costeros que han alcanzado la “excelencia” en la gestión y manejo ambiental, seguridad y servicios, aplicación de actividades de educación ambiental y calidad de agua”.

De acuerdo con estas normas, seguramente recibiríamos en lugar de un reconocimiento, una condena internacional.

No podemos seguir obteniendo reconocimientos internacionales en playas y hoteles, mientras nos morimos de sed, por un lado, e inundados en aguas negras y basura por otro, rodeados de cinturones de miseria, con miles de personas en una situación desesperada, (eso es muy peligroso para la paz social), sobre todo con tanto dinero que ingresa cada año, a Los Cabos. Todo esto, debería llenarle la cara de vergüenza a quienes pomposamente nos andan presumiendo como un “Destino Premier”.

Es tiempo de hacer un alto en el camino y ver que nos dirigimos al abismo. No estamos en contra del All Inclusive, per se, a mí en lo personal me encanta, pero debe existir equilibrio, los beneficios del turismo deben alcanzar para hacer más atractiva y funcional la ciudad, esto ayudaría a aumentar la venta de propiedades en los fraccionamientos residenciales turísticos, también mejoraría la oferta como destino de forma integral y no solo como hoteles en lo individual. Los grandes hoteleros, deben entender que una ciudad limpia, ordenada, segura y funcional también les genera grandes beneficios a ellos.

Hoteleros, desarrolladores de vivienda residencial turística, prestadores de servicios, restauranteros, junto con los otros sectores productivos y la población en general, podemos disfrutar de los beneficios económicos del turismo, no hay necesidad de extremar los modelos comerciales, en aras de exprimirle hasta el último dólar a quienes nos visitan, convirtiendo a los huéspedes en rehenes para evitar que gasten su dinero fuera del hotel.

El turismo es de todos, hagamos que este genere un beneficio colectivo y nos sirva para integrar a la comunidad y construir una de las ciudades más hermosas del mundo.

Si nos despojamos del individualismo y nuestra mezquindad lo podremos lograr.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep