GLA
Suscripciones
GLA

El cambio del mundo, no está en las manos de los jóvenes

El cambio del mundo, no está en las manos de los jóvenes

Estamos en el umbral de una nueva era, grandes y sorprendentes cambios en nuestra forma de vivir están comenzando a suceder a nivel mundial.

La humanidad en los próximos cinco años sufrirá una fuerte sacudida en todos los ámbitos de la vida, cotidiana. Ya estamos empezando a notar como la tecnología desplaza no solo productos, sistemas operativos u oficios y profesiones. Nuestra forma de analizar e interpretar la información está cambiando vertiginosamente y eso influirá en nuestro modo de pensar y de tomar decisiones. La gente no solo sustituirá modas o costumbres, también cambiará sus criterios al momento de elegir a sus gobernantes o la forma de interactuar con los otros ciudadanos.

  Este es un mundo nuevo, diferente. El cambio es a veces imperceptible y sutil, muchos no ven lo que está pasando  frente a sus ojos, no lo perciben y por lo tanto  no lo entienden. La mayoría lo atribuye a un cambio generacional, piensan que los jóvenes son los responsables de esto; están  equivocados, los más grandes pensadores modernos pertenecen a la generación pasada, hombres y mujeres por encima de los cincuenta años, son ellos quienes están poniendo las bases de la nueva sociedad.

 

  Estas mentes brillantes en el campo de la medicina, la filosofía, la física, la economía y en general en todas las disciplinas del conocimiento humano están replanteando totalmente la manera en que nuestro sistema  económico y social funciona, son  los grandes transformadores de nuestra época, ellos están inspirando a los urbanistas modernos para crear las nuevas ciudades inteligentes, como alternativa frente al caos y la desorganización de las grandes e inoperantes  metrópolis. Están además llevando la medicina a niveles de ciencia ficción.

  Por su edad, nuestros  intelectuales e inventores  han tenido la oportunidad de ver dos mundos, por un lado han sido testigos de la época previa a la revolución tecnológica y por el otro son los propulsores del nacimiento de esta nueva época.

 Personalidades sobresalientes del mundo de la ciencia, plantean una reorganización profunda del orden económico  vigente, que reduzca la enorme brecha de desigualdad social, pobreza y marginación sobre la base de un concepto de educación y capacitación técnica diferentes, no apelan a doctrinas igualitarias o utopistas, se proponen relevar a los hombres del trabajo agobiante sustituyéndolos por maquinas altamente especializadas que hagan la vida del ser humano más placentera y gratificante. Como está ocurriendo en la industria automotriz, con los robots, por poner un ejemplo. Pero todas las ramas industriales están en transformación continua en estos momentos.

  A diferencia de la revolución industrial  del siglo XVIII, donde se privilegió la sobre explotación de los recursos naturales en todo el orbe, la nueva generación de científicos le apuesta a la sostenibilidad y la preservación de la naturaleza, desechando los combustibles fósiles, utilizando las fuentes de energía renovables como la solar, eólica y de hidrógeno, entre otras medidas conservacionistas.

  Aquí en nuestra amada tierra de playa y sol, no podemos ser ajenos a este proceso global de transformación, necesitamos entender que una de las causas de nuestros grandes rezagos económicos y sociales, radica en que carecemos de herramientas de razonamiento para analizar y comprender nuestra realidad, desde una óptica diferente. Padecemos  de una aguda anemia intelectual, en nuestra comunidad; no contamos con  suficientes personas que piensen utilizando esquemas mentales diferentes y esto vale tanto para quienes ocupan cargos de gobierno como para aquellos que integran la iniciativa privada. Y esto no tiene que ver con la inteligencia o la preparación académica o profesional de los que aquí vivimos,  sino más bien  es un asunto de cómo entendemos en conjunto todo nuestro entorno, no hemos aprendido todavía a ver el bosque.

  Requerimos de personas con una mayor amplitud de miras para poner en perspectiva nuestro desarrollo futuro. Con el desquiciante aumento de la población que estamos experimentando y nuestra falta crónica de agua y suelo para el crecimiento ordenado de la ciudad, no es necesario ser adivino para vaticinar que estamos a las puertas de una gran crisis social, para la que de ninguna forma estamos preparados el día de hoy .El tiempo se nos está acabando.

  Tampoco se logra ver entre los diferentes aspirantes a gobernar este destino, la suficiente claridad que les permita entender la problemática en su conjunto y los diferentes caminos que lleven a su solución. Son ciegos conduciendo a otros ciegos,

   A la falta de estos talentos localmente, deberíamos proponernos salir a buscar  en otras latitudes estas mentes privilegiadas que tanta falta nos hacen.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep