GLA

Suscripciones

GLA

Ultimo Minuto:

¿Y si mejor hablamos de modas?

No sé si a ustedes les pase lo mismo queridas amigas,  amigos lectores, pero llega un momento en nuestras vidas que uno se siente caminando en círculos, nos movemos pero parece que no avanzamos, es más, da la impresión que cada vez volvemos a empezar. Carlos Marx, decía que la historia no sucede en círculo sino en espiral, yo creo que no. La vida no transcurre en un sentido geométrico, la analogía es cómoda y muy representativa para tratar de explicar el porqué de muchos eventos que parecen repetirse continuamente, pero nos crea una falsa interpretación de la realidad, en mi modesta opinión la vida fluye como un torrente de acontecimientos en un mundo que cambia a cada instante. Es totalmente inexacto decir que volvemos a pasar por las mismas situaciones, una y otra vez, esto es solo una percepción, nunca un acontecimiento se habrá de repetir  exactamente como el que le antecedió, esa sensación de deja vu  que a veces sentimos es una ilusión y al trasladarla al plano de las explicaciones históricas y sociales perdemos nuestra objetividad.

Toda esta disertación filosófica mía nace del hecho de que al releer algunos de mis anteriores artículos, me encuentro repitiendo los mismos temas de forma recurrente, me imagino que las pocas personas que me leen, en algún momento pensarán,  ¡ ya chole con este cuate, otra vez la burra al maíz ¡ y es que las cosas siguen ahí; que la corrupción, que las invasiones de terrenos, quesque los candidatos que no dan para más, que la inseguridad y así una y otra vez hasta que llega el momento en que uno se cansa hasta de sí mismo. Bueno al menos a mí me está pasando, tendrá esto tal vez  que ver con la edad, o por el sexo, digo por la falta o el abuso de él, como sea, todo influye, o por  el cambio climático, vayan ustedes a saber, pero el caso es que esto que nos está pasando -¿nos está pasando kimosabi? - Claro que sí ¿o a poco piensan ustedes que nada más al que esto escribe le pasa? Nos pasa como individuos y como sociedad, es más, como especie.

Pero permítanme ustedes hacer una pausa a esta perorata para regresar unas líneas atrás, en atención a algún millennial  despistado, que por accidente esté leyendo este texto.  Escribí, kimosabi y seguramente habrá más de uno que no tenga ni la menor idea del origen de esta palabra, la cual es un invento del escritor  norteamericano Fran Striker creador de El Llanero Solitario y su fiel amigo indio, Toro, por allá de 1930.  Kimosabi, era la forma en que Toro llamaba al Llanero Solitario, de esta historia se hicieron películas, comics y programas de radio durante muchos años y se dice que:

“Cuando estos personajes llegaron a México, en un anuncio publicitario en la radio se recreó un diálogo entre ambos. El llanero y Toro se encontraban rodeados de peligrosos indios apaches en una situación desesperada y el llanero le dice a su ayudante que seguramente van a morir juntos y a continuación el indio le responde "¿estamos, kimosabi?". Esta frase del mundo de la publicidad fue incorporada al lenguaje cotidiano entre los mexicanos.

Fuente. www.definicionabc.com/general/kimosabi.php

Bueno pues hecha la aclaración pertinente y respetando  al autor, (que así se debe hacer, cuando uno usa las palabras o los datos de otra persona se cita la fuente o de perdida se pone entre comillas,  para indicar que no es hechura de uno mismo. Eso fue lo que se le olvidó hacer al presidente Peña, con su tesis profesional y que le ganó algunos memes, ahora están de moda)

Les decía  que en esto de la forma en que vemos la vida y con ella la historia repitiéndose infinitamente contribuye también nuestra herencia cultural, en la biblia en Eclesiastés 1:9 nos dice. “Nada nuevo hay  bajo el sol, todo lo que es ya ha sido”. Y muchas otras culturas como los mayas nos trasmiten la misma idea. Creo que en esto tiene mucho que ver la forma cíclica en que está organizado el universo y con el nuestro planeta, vivimos en ciclos, día y noche, primavera e invierno, mareas altas y bajas, esto es innegable, ahí está  y condiciona nuestra existencia. El quid pro quo, de la cuestión  es que esto no se traslada mecánicamente a la vida en sí y como bien lo describió, Heráclito, el filósofo griego, "Ningún hombre puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos." Podemos concluir, si ustedes queridos lectores están de acuerdo conmigo, que las cosas que pasamos hoy en nuestro mundo,  por más que se parezcan a otras, siempre serán diferentes. Y por lo tanto tendremos que seguir hablando de ellas sin más remedio.  Aunque pensándolo un poco mejor, tal vez me anime a escribir de modas, para cambiar un poco, ven ustedes que las modas no se repiten.

 ¿Ustedes que opinan?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo mas actual...