22°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 63%

Wind: 11.27 km/h

Predial pago

Suscripciones

22°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 63%

Wind: 11.27 km/h

Predial pago

Ultimo Minuto:

La terrible Navidad, para algunos

armandoPues estamos llegando a la Navidad del año 2017, los que llegamos, otros estarán celebrando en algún otro lugar, según las creencias de cada uno. 

Quienes hemos sido educados bajo los cánones de la religión judeo cristiana, le damos un lugar muy especial a esta fecha. Pues su carga emocional es muy fuerte, llena de recuerdos, emociones y el gran gusto que tienen muchas familias de reunirse para compartir no solo la cena sino la nostalgia, la emoción de los niños abriendo sus regalos y todo ese ambiente festivo que la hace tan especial.

No obstante, hay otras personas a los que la fechapor múltiples razones les resulta incómoda de sobrellevar, cobijadas casi siempre por malos recuerdos de la infancia estas aversiones se les avivan en la temporada navideña. He conocido mucha gente, más de las que debería, que sus recuerdos están contaminados por escenas de violencia intrafamiliar, provocadas las más de las veces por padres alcohólicos que se dieron pacientemente a la tarea de arruinarles la felicidad a sus familias. Estos enfermos, los alcohólicos, en su vorágine autodestructiva, consumieron la alegría, la ilusión y la magia que rodea a esta festividad, que va mas allá de ser algo religioso y que ha sido adoptada por prácticamente todas las clases sociales. Ese legado de dolor y amargura muchos no lo han podido superar y tal vez de forma consciente o inconsciente lo trasladan al presente y lo inyectan cual veneno letal a sus familias.

No estamos autorizados para opinar sobre lo que cada persona debe sentir, pero valdría la pena, que aquellos que tuvieron la desgracia de sufrir las consecuencias de tener algún padre alcohólico, estuvieran dispuestos a abrir su corazón para perdonar a quienes tanto daño, les hicieron. El perdón es la mas poderosa de las venganzas, además de que tiene la gran virtud de ser un agente liberador, quien no perdona, vive esclavizado al rencor y eso lo mantiene encadenado al pasado.

Vivimos en una época donde perdonar se considera una muestra de debilidad, somos una sociedad hipócrita, en donde muchos de los encargados de trasmitir los valores fundamentales del cristianismo hacen todo lo contrario, en algunos casos fomentan el odio y la división, justifican los abusos del sistema y terminan adorando a los dioses falsos del dinero y el poder. 

Para fortuna de todos nosotros también existen los verdaderos predicadores del evangelio, auténticos apóstoles que sin importar a que corriente religiosa pertenezcan, dedican su vida al servicio espiritual de sus semejantes. Sería una injusticia y una mentira monumental afirmar lo contrario. Gracias a estas mujeres y hombres, es que tenemos todavía la esperanza de que haya una luz de salvación para la humanidad.

LaNavidad, lejos de todo su 

manejo inescrupulosamente mercantilista, debemos verla como la gran oportunidad de no solo de convivir familiarmente, sino tomarnos el tiempo para reflexionar sobre que tipo de seres humanos somos,  hacer ese examen de conciencia sincero con nosotros mismos y poner en la balanza nuestra vida, cuestionarnos si estamos dedicados a nuestro egoísmo y satisfacción personal o somos de alguna forma mejores padres, hermanos o hijos. Si somos realmente útiles a nuestra comunidad o caemos en la categoría de parásitos de ésta, o buitres dedicados a despojar a nuestros semejantes de lo que codiciamos de ellos (aquí hay muchos que se han dedicado al despojo, al robo descarado y lo mismo los hallamos entre harapientos muertos de hambre que entre “respetables” personajes de los negocios y la política, unos de una forma otros de otra, pero son delincuentes al fin).

En estos tiempos brutales que estamos viviendo, nuestras vidas no están garantizadas, diariamente la muerte se pasea entre nosotros y va tocando a los que ha elegido llevarse, nadie puede decir que esta inmune a esto, ricos y pobres, buenos y malos, justos y pecadores estamos ya señalados y resulta oportuno estar en paz con nuestro creador por si decide llamarnos a cuentas.

Hagamos de esta Navidad, una fecha de reflexión, un pretexto para acercarnos a los que mas queremos y demostrarles cuanto significan para nosotros y refrendar con ellos nuestro compromiso para ser vistos como una bendición para ellos y que esta fecha la recuerden con gran emoción gracias a nosotros y no como una pesadilla y una maldición.

Feliz Navidad, que nuestro Señor, llene sus corazones de bondad y generosidad. Que reciban el don del perdón.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo mas actual...