25°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 52%

Wind: 11.27 km/h

Suscripciones

25°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 52%

Wind: 11.27 km/h

Ultimo Minuto:

Los arroyos que dan vida y la quitan

 armandoApenas el agua de los arroyos se está secando, los muertos han enterrado a sus muertos y las cosas regresan lentamente a la normalidad, o debería decir, a la indiferencia, en nuestra asediada ciudad.

En esta comunidad, donde durante años han reinado el caos y la anarquía urbana y social, se viven tragedias  y milagros todos los días. Héroes y villanos comparten los mismos espacios y unos apuestan todo a reconstruir el paraíso en tanto los otros se afanan en alimentar las llamas del infierno, haciendo cada vez más difícil vivir aquí.

Nos cuesta tanto entendernos entre nosotros, generamos tanto encono, rencor y división que ha sido un milagro que no hayamos tenido un estallido social de consecuencias impredecibles. Ya  tuvimos un pequeño avance de lo mal que se pueden poner las cosas socialmente hablando, con las olas de saqueos ocurridas a  escasas horas del paso del huracán Odile. El enorme abismo entre la opulencia y la miseria, generan un resentimiento social que es como un volcán contenido que tarde o temprano podría estallar. Miles de personas que no tienen nada que perder, viviendo en condiciones miserables algunas en pobreza extrema, son un polvorín que cualquier chispa puede hacer explotar.

El modelo de desarrollo económico y social seguido hasta hoy en Los Cabos, es un absoluto fracaso, se ha privilegiado el crecimiento hotelero a expensas del sacrificio del resto de la ciudad, a la que se le escamotean los recursos para financiar programas sociales para la atención de necesidades básicas como agua, educación, salud y vivienda. Lo cual recae en los tres niveles de gobierno y el resto de la sociedad.

Tenemos que equilibrar la balanza entre inversión y crecimiento social.

Hoy contamos con un escenario que nos puede llenar de optimismo, cosas importantes están comenzando a suceder. Por fin inversionistas privados están adquiriendo tierras del ejido de Cabo San Lucas, para formar una reserva territorial importante, en San José del Cabo, el ejido, ha anunciado un proyecto de gran impacto social, al estar en condiciones de vender lotes a personas que actualmente están asentadas en el cauce de los arroyos.

El pasado martes 10 de octubre, de este año, el Consejo Coordinador de Los Cabos, CCC, convocó a una reunión de trabajo, a distintas dependencias de los tres niveles de gobierno, para hacer una evaluación de los trabajos que se están llevando a cabo, después de la tormenta tropical Lidia, principalmente en Cabo San Lucas, en el cauce del arroyo de El Salto y  Salto Seco  que fueron los que provocaron mayores afectaciones tanto a empresas, desarrollos habitacionales así como colonias de invasión.

Entre otros importantes acuerdos se propuso retomar un proyecto, abandonado desde 2014, para generar una millonaria inversión con la finalidad de encausar esos arroyos y darle finalmente un manejo integral a estos para que realmente se pueda terminar con todos los problemas que se generan cada temporada de huracanes.

Hoy tenemos una oportunidad histórica de darle un giro radical al desorden que todos hemos contribuido a crear. Los grandes desarrolladores han empezado a comprender, que por la salud financiera de sus inversiones, tienen que estar más involucrados en el mejoramiento de la ciudad, les conviene pensar en esto y tomar cartas en el asunto. Por otro lado, están llegando recursos de la iniciativa privada para invertir en vivienda popular, este sector, podrá comenzar a satisfacer la enorme demanda habitacional de miles de trabajadores que ya están aquí y los que vendrán próximamente.

El gobierno federal está aportando más de 30 000 créditos a través de INFONAVIT, para compra de casa. Tenemos que encontrar la forma de que se apliquen. Hay obstáculos que salvar en esto, y es importante la participación del  sector hotelero, restaurantero y de la construcción.

Esto puede marcar la diferencia entre lo que hemos sido como ciudad y lo que podemos ser, si tenemos la suficiente inteligencia para poner todo ello en sintonía.

Necesitamos ese concierto de los tres niveles de gobierno y los empresarios inmobiliarios, para hacer realidad el proyecto de encausar los arroyos con lo cual cientos de hectáreas de tierra estarían en condiciones de poder alojar de forma segura a miles de familias de escasos recursos y así mismo daría seguridad a otros proyectos inmobiliarios, como campos de golf, residencias turísticas, hoteles y comercios que están en zona de riesgo actualmente. También estamos a expensas de que se  afecten  otras áreas que antes no estaban en peligro de inundación y hoy sí, como ya lo estamos viendo, tanto en Cabo San Lucas como en San José del Cabo.

Nuestros arroyos deben ser tratados con respeto, no pueden seguirse usando como basureros ni como espacios habitacionales ilegales, esto debe terminar.

El tiempo ha llegado, no permitamos que la desidia y la burocracia vuelvan a sepultar el proyecto del encauzamiento. 

Grandes cosas nos esperan como comunidad.

ASS