26°C

Los Cabos

Cloudy

Humidity: 82%

Wind: 35.40 km/h

Suscripciones

26°C

Los Cabos

Cloudy

Humidity: 82%

Wind: 35.40 km/h

Ultimo Minuto:

Lidia, la oportunidad detrás de la tormenta

armandoLos fenómenos naturales tienen la virtud de ser grandes correctores de las acciones del hombre. La naturaleza es sabia y constantemente hace ajustes para regresar las cosas a un punto de equilibrio y para esto, los huracanes son como sus ángeles justicieros, que con su poder avasallador ponen a prueba a todo y a todos. Lo vimos con el furibundo huracán Odile, que en mi pobre opinión, fue mucho más destructivo que la neurótica Lidia. Uno fue mayormente viento, la otra agua, pero entre ambos en tan solo tres años nos han dado de coscorrones para mostrarnos lo mal que estamos haciendo  las cosas y dejar al  desnudo, carencias, corrupción y yerros tanto de inversionistas como de autoridades.

Ya ha quedado demostrado hasta la saciedad, que por más corruptelas que se utilicen para obtener permisos para construir sobre las zonas donde corre el agua, ésta, tarde o temprano, regresará a reclamar sus dominios.

Durante muchos años, hemos seguido un camino equivocado en materia de planeación urbana, en Los Cabos, la codicia y la corrupción se tomaron de la mano y acordaron convertir este lugar, que hace poco era un paraíso, en un desarrollo exitoso económicamente, para algunos, pero ahora, es una olla de presión social que está a punto de reventar.

El no prever la necesidad de contar con tierra suficiente para el crecimiento de la ciudad nos está costando carísimo, esta vez, hicimos los primeros pagos con vidas humanas inocentes y lo hemos pagado en el pasado, con insalubridad, destrucción ambiental y anarquía urbana. La muestra más aberrante de ello son las invasiones y de estas las que están en zonas de riesgo y alto riesgo.

El  paso de la tormenta Lidia, con todo su saldo trágico,  ha abierto una importante brecha por donde podemos conducir nuestro destino turístico a una situación de mejoría considerable. Por primera vez en todos estos años, se vislumbra la posibilidad real por terminar cuando menos con el oprobioso cáncer de las personas asentadas en el cauce de los arroyos, convertidos hoy, además, en tiraderos clandestinos de basura, escombro y generador de miles de metros cúbicos de aguas negras que corren libres hacia la ciudad y finalmente toda esta inmundicia llega al mar.

La presidencia municipal de Arturo de La Rosa, ha hecho público, que una empresa denominada El Zalate, en Cabo San Lucas, adquirió recientemente tierras del ejido para venderse a las personas que habitan las invasiones y especialmente a aquellos asentados en los arroyos, de San José del Cabo, no se ha dicho ni media palabra. De entrada esta es una buena noticia, el que finalmente haya donde reubicar a estas personas que viven en riesgo permanente da  esperanzas de acabar con un añejo problema, que nos afecta a todos, no solo a los habitantes de ese lugar, como lo hemos señalado. El principal problema que yo le veo, es que la información y el manejo que se está dando de esta propuesta son poco claros e insuficientes y hace falta explicarse mejor.

Los asentamientos humanos en zonas de riesgo en nuestra ciudad son tan graves y complejos que requiere la suma de todos los actores de gobierno en sus tres niveles y de la sociedad civil organizada para su solución. Los colegios de ingenieros y arquitectos, los ejidos, los propietarios de tierra, promotores inmobiliarios, así como desarrolladores hoteleros, deben involucrarse en esta problemática.

Por tal motivo, integrantes de la sociedad civil organizada, convocamos a la celebración de un FORO CIUDADANO SOBRE ASENTAMIENTOS HUMANOS EN ZONAS DE RIESGO Y RESERVA TERRITORIAL EN LOS CABOS, donde se haga un análisis integral de la forma y los tiempos para acabar con la invasión en los arroyos como tarea prioritaria, antes de que se pierdan más vidas.

Tierra hay para formar nuevos centros de población, en zonas seguras, si las autoridades logran entender la importancia de sumar a la ciudadanía a este proyecto, habrán dado un gran paso como gobernantes y podrán hacer algo que ningún gobierno anterior pudo o quiso hacer, terminar con las áreas invadidas de alto riesgo.

Tenemos como comunidad una gran oportunidad de corregir errores del pasado, pero tenemos que caminar juntos, autoridades y sociedad.

Vienen nuevas tormentas y huracanes y la gente está en peligro no solo de perder sus pertenencias, sino sus vidas.

ASS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.