26°C

Los Cabos

Cloudy

Humidity: 82%

Wind: 35.40 km/h

Suscripciones

26°C

Los Cabos

Cloudy

Humidity: 82%

Wind: 35.40 km/h

Ultimo Minuto:

¿Cuántos muertos realmente nos ha costado Lidia?

armandoJosé Manuel Salas Ramírez, de 23 años de edad, fue arrastrado por la corriente de agua al tratar de cruzar el vado de Lagunitas, en Cabo San Lucas, junto con su esposa embarazada Thania Garcia, el día de la tormenta, ella logró salir con vida de las turbulentas aguas, de él no se sabe nada hasta la fecha, tampoco ninguna autoridad la ha contactado a ella para saber más de su tragedia, la búsqueda del joven ha sido hecha por familiares, amigos y ciudadanos voluntarios, la autoridad municipal ni siquiera se ha preocupado por saber qué pasó con esta persona, aunque su caso como el de muchas otras personas se publica en una página de Facebook, titulada, Desaparecidos TT Lidia.

El de ayer, hablé yo por teléfono con Thania García, sus teléfonos están ahí, en la página de Facebook, cualquiera lo puede saber, quería yo saber si los casos de los desparecidos eran reales y no un mito urbano (nuestra autoridad municipal nos ha hecho creer que las denuncias de personas desparecidas son rumores sin sustento). Thania García, su esposo José Manuel Salas y su dolor son reales, así como otros muchos más, tan reales como la indiferencia y la ineptitud de la autoridad.

Este es otro caso más, de cómo estamos siendo gobernados. Esto refleja con toda crudeza, el valor que se le da a la vida de las personas en este municipio. Las declaraciones  triunfantes del presidente municipal sobre el saldo de vidas cobradas por el fenómeno meteorológico ofenden, pero al mismo tiempo explican él porqué también les importa un comino  la suerte que corran miles de personas viviendo en gran peligro dentro de los arroyos.

El problema de las invasiones es añejo, formó  parte en su momento de la estrategia electoral del clan Agundez Montaño, hace más de quince años; esa fue la ruta corta y fácil para obtener votos en las elecciones a cambio de la promesa de tener un pedazo de tierra donde vivir. Primero promovieron la invasión de las tierras menos afectadas de ejidos y particulares y cuando estas se acabaron, la gente se fue a vivir en medio de los arroyos, todo auspiciado por las diferentes presidentes municipales que en el pasado nos han gobernado.

En estricto apego de la verdad, debo decir que en el gobierno de Arturo de La Rosa, no se han fomentado ni permitido las invasiones, de eso soy testigo ocular. Lo único que han hecho estas autoridades es seguirse beneficiando de la herencia de sus antecesores, los Agundez.

La autoridad municipal conoce perfectamente la situación de las invasiones y de la gente asentada en los arroyos, conoce de nombre y apellido a sus líderes, tiene copia del IFE de estas personas, saben dónde viven que necesidades tienen y los pastorean como un rebaño de ovejas, es muy lucrativo políticamente que sigan viviendo en esas condiciones, el que mantengan la esperanza de algún día recibir un pedacito de tierra donde vivir y hacerse un cuartito los vuelve dóciles y manejables, los acarrean a los mítines y  les ordenan cómo y por quien votar el día de las elecciones, por eso están viviendo ahí, para mantener el aparato electoral de quienes nos gobiernan.

El cuento de que no hay tierra donde reubicar a esta gente es solo una falacia.

Pasada la contingencia de la temporada ciclónica, las autoridades permitirán el regreso de estas personas a las zonas de riesgo, máxime ahora que se acercan las elecciones.

Las personas asentadas en los arroyos, generan miles de toneladas de basura y aguas negras que con las lluvias son arrastradas a la ciudad y que finalmente terminan depositadas  en las playas y en el mar. El caos ecológico, sanitario, social y humano son abrumadores, muchos de los que en días pasados acudimos a hacer entregas de ayuda humanitaria en las zonas de afectación salimos de ahí con conjuntivitis, sarpullido, infecciones de piel y otras afectaciones menores de salud. Esas personas no tienen agua para tomar, para bañarse y lavar sus escasas ropas. Estamos a nada de que se desate una epidemia, la insalubridad es total.

Esto se tiene que parar ya. No podemos, como sociedad ser cómplices de políticos inescrupulosos que están hundiendo el destino, porque eso es lo que están haciendo, ante la mirada indiferente y apática de la sociedad.

Somos un destino de primer mundo con una ciudad que tiene zonas parecidas a Somalia.

¿Cuántos muertos y desparecidos  tenemos realmente, hasta cuando el dolor de los que buscan a sus seres queridos será ignorado por estos que mal gobiernan, hasta cuando los dejaremos seguir lucrando políticamente con el dolor y el sufrimiento de la gente más humilde e indefensa de este municipio?

¿O qué esperamos, ir al mar a recuperar los cuerpos de los que puedan morir en el próximo huracán?

Convocamos a realizar un FORO CIUDADANO para, como sociedad hacernos cargo del problema que la autoridad no quiere resolver, porque no le conviene políticamente.

Estén atentos.

ASS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.