25°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 72%

Wind: 28.97 km/h

Suscripciones

25°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 72%

Wind: 28.97 km/h

Ultimo Minuto:

Menos mentadas de madre y más acuerdos

armando

Alguna vez le escuche decir a alguien, que pensó que ya conocía todas las respuestas de la vida y la vida le cambio las preguntas. Así estoy yo, que carajo, tengo un tremendo conflicto generacional en mi casa con mi esposa y mis hijos, por la música; descubrí tardíamente a Fonsi, Enrique Iglesias y Malumba y ya no me aguantan. Prácticamente tengo que escuchar, desde la clandestinidad de los audífonos “Despacito”, “Bailando” o “Felices los cuatro”.

Pero en eso consiste vivir, mis queridos y esporádicos lectores, aceptar los cambios que el destino nos arroja a la cara y que no bien los estamos asimilando cuando ya tenemos un nuevo escenario encima. Veamos lo que está pasando con nuestra comunidad, no hace mucho decíamos que vivíamos en una isla remota, alejada de todos los conflictos derivados de la guerra del narco y ahora estamos en medio de la zona de combate, la guerra está aquí y llegó para quedarse por un buen tiempo, espero de corazón equivocarme, a juzgar por los resultados obtenidos de todas las campañas del gobierno por erradicarla.

El otro panorama, menos dramático y aberrante, es el provocado por nuestro crecimiento explosivo y todos los problemas, conflictos, atropellos y oportunidades que trae tras de sí, leyeron bien, dije oportunidades.

Así como me tropecé hace unas semanas con el reggaetón y me cautivó, también esta semana, por accidente, terminé sentado en una mesa de negociación, con autoridades municipales y representantes de Pueblo Bonito, discutiendo sobre los problemas que genera la planta de tratamiento de aguas residuales, PTAR, del fraccionamiento Miramar, mismas que utiliza, ya tratadas se supone, el campo de golf de Quivira. Fue una grata experiencia, me dio mucho gusto ver  que si podemos abrir los espacios y buscar soluciones de manera conjunta, autoridades, ciudadanos y empresarios y llegar a acuerdos y provocar soluciones.

Yo me gano la vida negociando operaciones inmobiliarias, técnicamente soy un negociador profesional, aunque algunos dicen que por otro lado soy un agitador profesional, me lo dirán de cariño supongo, y por lo tanto valoro enormemente cuando diferentes actores, demuestran una voluntad seria por resolver un conflicto, como fue este caso de Miramar. Aunque las reparaciones de la PTAR, no han concluido y todavía falta ver que se cumplan a cabalidad todos los acuerdos, se ha dado un gran paso para acabar con una situación que lastimaba gravemente la salud  y la comodidad de los vecinos de esa zona. Quiero subrayar que los trabajos de mantenimiento de la PTAR, de manera unilateral ya los había iniciado la empresa, ellos ya tenían un presupuesto y un programa de trabajo, lo que no tenían era un canal de comunicación abierto con los vecinos y un compromiso para integrarlos a la supervisión de las obras, eso es lo que se logró de común acuerdo con las autoridades municipales y gracias a la intervención del regidor Jesús Flores y del presidente municipal.

Se dio inicio a una nueva relación con los operadores de la PTAR y los vecinos, que espero prosperen por el bien de todos.

A la luz de esta experiencia, veo  la oportunidad de repetir el esquema y generar otras acciones similares para ir resolviendo el problema de las aguas negras.

Muchos prefieren que llenemos de insultos, mentadas de madre y escupitajos a la cara a las autoridades y los empresarios voraces y depredadores y envueltos en la bandera de víctimas perpetuas nos lancemos al vacío vociferando y lamentándonos; eso mis queridas amigas, amigos, no sirve para nada.

Al término de la reunión que tuvimos el pasado día martes 15 de agosto, me quedé platicando con Rene Nuñez, director del OOMSAPAS y le comenté mi inquietud por sumar esfuerzos y voluntades para resolver el problema de los derrames de las aguas negras en una zona especifica de El Médano en Cabo San Lucas, situación que ya ellos estaban valorando y buscando posibles soluciones le propuse que generáramos acciones específicas con los  restaurantes vecinos donde algunos tiran sus grasas al drenaje y esto es parte del problema y quedamos de acuerdo en  trabajar conjuntamente en eso también.

En lugar de pasarnos horas enteras en el Facebook llorando por lo mal que está el problema de las aguas negras y llamando, rateros, corruptos, ojetes y otro linda sarta de epítetos a las autoridades, que les parece si nos vamos ofreciendo a buscar la causa del problema y hacemos una lista de las posibles soluciones.

Todos los días me encuentro comentarios en las redes sociales, de personas que son excelentes críticos y adversarios de lengua del sistema corrupto, pero nunca los he visto en una campaña de limpieza o una mesa de negociación.

Eso no basta, los invito a canalizar su furia y frustración en actividades concretas.
Estoy seguro que si pasito a pasito vamos corrigiendo un problema a la vez, no solo seremos felices los cuatro, sino todos.  


ASS.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Etiquetado Como editoriales armando sanchez