26°C

Los Cabos

Mostly Cloudy

Humidity: 80%

Wind: 35.40 km/h

Suscripciones

26°C

Los Cabos

Mostly Cloudy

Humidity: 80%

Wind: 35.40 km/h

Ultimo Minuto:

Ahogados en aguas negras.

armandoEl más prestigioso de los destinos turísticos nacionales, la joya de la corona turística, el lugar donde las tarifas hoteleras son las más altas del país, el centro natural de reunión del Jet Set nacional e internacional, Los Cabos, recibe la fragancia de la brisa marina, revuelta con el tufo de aguas negras. 

Tanto San José del Cabo, como Cabo San Lucas,  sucumben frente a las pestilencias emanadas de las obsoletas plantas de tratamiento de aguas residuales, públicas y privadas.  Muchas veces, a cualquier hora del día o de la noche, al caminar por el centro de las dos ciudades o los alrededores, los turistas y los residentes locales, tienen que taparse boca y nariz para no llenarse los pulmones de los pestilentes olores que saturan el ambiente; el colmo es cuando estas mismas aguas negras se derraman y surgen a borbotones a través de las alcantarillas cual si fueran alegres fuentes cantarinas y es donde ve uno a los peatones brincando de puntitas los arroyos insalubres que corren libres sobre el asfalto; el olor a cloaca se apodera de todo a cientos de metros a la redonda.

Año tras año y administración tras administración el problema continua sin solución, los últimos veinte años la situación solo ha empeorado. Pero el común denominador en el manejo de los temas del agua potable, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales, es la ineptitud, la mediocridad y la indolencia.

No ha habido un solo titular del OOMSAPAS, Organismo Operador del agua potable de Los Cabos, ni de FONATUR, que haya superado los retos y las expectativas que se les plantearon. También cabe aclarar que ninguno de estos funcionarios ha sido nunca, un profesional de carrera en estos asuntos. Todos sin excepción llegaron a su puesto por compromisos electorales, compadrazgos, amiguismos y otros inconfesables motivos. El precio de su inexperiencia e incompetencia, lo está pagando la ciudad hace muchos años.

El asunto, amigas, amigos, si hay alguno que todavía me lea, es que al día de hoy, nuestros problemas amenazan con multiplicarse con la nueva explosión demográfica y de inversiones que estamos padeciendo. No hay forma de que en el corto plazo podamos resolver este problema y menos con estas autoridades y funcionarios tan minimizados y faltos de visión y pericia técnica. 

Un destino turístico de los alcances y calibre del que estamos pretendiendo construir, donde algunos aspiran a crear la Zona Dorada más elegante y exclusiva del país, no  puede continuar por este camino. Además de los olores y los derrames en las calles, tenemos un grave problema dentro de los campos de golf. 

Atinadamente se ha dispuesto que estas extensas superficies sean regadas con aguas residuales debidamente tratadas, eso es lo indicado, sobre todo por la falta tan apremiante que tenemos de agua potable, pero la forma en que lo estamos haciendo es catastrófico, ofensivo. 

Hay campos de golf que se riegan con aguas de pésima calidad, cargadas de malos olores, bacterias y sedimentos cuando ahí mismo hay desarrollos inmobiliarios que albergan lujosas y costosísimas viviendas. Un caso, que en estos días ha alcanzado niveles de escándalo, es el de la planta de tratamiento de aguas residuales de la colonia Miramar en Cabo San Lucas, misma que surte toda el agua “tratada”para regar el campo de golf Quivira, de Pueblo Bonito. Desde 2014 esta planta ha estado generando malos olores, los que a veces son verdaderamente insoportables, según reportan los vecinos. Las autoridades del OOMSAPAS de la administración anterior y los de la actual, han actuado con una negligencia que podría bien considerarse criminal. El problema tiene un doble efecto negativo, por un lado afecta a los residentes de la colonia Miramar, pero también a los usuarios del campo de golf que recibe para su riego las putrefactas aguas de esa inadecuada planta de tratamiento. El organismo operador del agua de Los Cabos, se lava las manos, espero que con el agua de esa planta, diciendo que se la concesionaron al Pueblo Bonito y son ellos los responsables de su mantenimiento y buen funcionamiento.  

Según contratistas que han trabajado en esas instalaciones, el concesionario, en aras de ahorrarse el costo del mantenimiento, trata las aguas negras con bastante deficiencia y son los vecinos quienes sufren por esta situación, junto con quienes acuden a jugar golf, y están expuestos a adquirir alguna infección o enfermedad.

En respuesta a la falta de atención tanto del Pueblo Bonito, como de las autoridades, los vecinos afectados, han acordado demandar a ambos ante la autoridad competente y dar a conocer públicamente, la situación por la cual están pasando. 

Y como siempre pasa en estos casos, situaciones que tienen una fácil solución, se complican sin necesidad alguna, por la prepotencia, la arrogancia y la soberbia de quienes ostentan el poder, político y económico.

Ya veremos qué tan apestoso se les pone este asunto.

ASS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Etiquetado Como turismo aguas residuales