21°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 64%

Wind: 6.44 km/h

Suscripciones

21°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 64%

Wind: 6.44 km/h

Ultimo Minuto:

El misterioso caso de la mancha de materia fecal flotante

armando

En la primera semana del mes de julio, de este año, se empezó a mencionar en redes sociales de Los Cabos, la presencia de una gigantesca mancha de color marrón que se encontraba flotando en aguas del océano pacifico desde Cabo San Lucas hasta Migriño, se decía que tenía una extensión de 80 kilómetros. Esto provocó todo tipo de reacciones y comentarios.

Algunos medios de comunicación comenzaron a replicar la información e incluso se llegó a difundir una foto aérea que mostraba una enorme coloración rojiza flotando en el mar, la cual, se aclaró después, correspondía a otro lugar y fecha de la península sud californiana, sin ninguna relación con lo que se estaba denunciando localmente.

Así pues, a raíz de toda la confusión y desinformación oficial se comenzó a especular si podría ser un fenómeno de marea roja, el cual consiste en la proliferación de micro algas que le dan coloración rojiza al agua y resulta altamente tóxico para algunas especies marinas, o la presencia de un desecho contaminante vertido al mar por alguna embarcación de gran calado.

El rumor se extendió rápidamente alcanzando difusión nacional e internacional, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, COEPRIS, en voz de su titular la doctora Blanca Pulido, confirmó a diferentes medios de comunicación que la masa putrefacta detectada se componía de heces fecales, en entrevista dada al diario El Independiente, el día 17 de julio de este año, afirmó además que la materia fecal había sido disuelta por elementos de la Marina y PROFEPA, sin dar ningún detalle del cómo y cuándo había ocurrido esto, y que no representaba ningún peligro para la población.

El pasado jueves, 20 de julio, en el programa de “Los Cabos a la carta” de Cabo Mil, en entrevista telefónica con Armando Figaredo, la titular de la COEPRIS, afirmó  que “no es ni mancha de excremento ni mucho menos, marea roja”.

Y si no fue materia fecal ni marea roja… ¿entonces que rayos era?

El terrible manejo  por parte de las autoridades de gobierno de todos los niveles, que se le ha dado a esta situación, le ha generado un grave daño a nuestra ciudad pues afecta terriblemente nuestra imagen como un lugar limpio y confiable.
Parece mentira que quienes tienen la responsabilidad de dar certidumbre y generar confianza en la opinión pública, sean tan torpes e insensibles al momento de enfrentar situaciones críticas como la que acabamos de atestiguar.

Hemos visto, de nueva cuenta, como los representantes de las diferentes dependencias de gobierno, especialmente federales, en este caso,  carecen de la más mínima coordinación entre ellos y evidencian la falta de protocolos claros y definidos para responder atinadamente y a tiempo en caso de contingencias de este calibre.

Simplemente el hecho de difundir la noticia de la presencia de una gigantesca extensión de materia fecal que tiene una longitud de 80 kilómetros, está flotando frente a nuestras playas, debería de haber encendido los focos rojos de TODAS las dependencias de gobierno, federales, estatales y municipales.

Tuvieron que pasar más de 10 días, para que finalmente la COEPRIS, diera un dictamen descartando la presencia de la misteriosa y nauseabunda mancha supuestamente fecal, sin abundar en mayores detalles. ¡Vaya descaro!

Además de los delegados federales, las autoridades estatales y municipales hicieron gala de su incapacidad para comunicarse con la población, desde el mismo gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis, hasta el presidente municipal de Los Cabos, Arturo de la Rosa, demostrando además su falta de liderazgo social.

Es triste evidenciar, que quienes nos gobiernan, carecen de los recursos más básicos y elementales de la comunicación humana, amén de su incapacidad para reaccionar bien y tomar decisiones juiciosas y oportunas cuando se requiere.

Estamos gobernados por funcionarios mediocres, de muy bajo perfil profesional, demostrando que ocupan los cargos que tienen más que por su capacidad y habilidad administrativa, por los compromisos electorales, el amiguismo y el favoritismo de quienes los apadrinan.

En este caso, se debería, llevar a cabo una rigurosa investigación para deslindar responsabilidades y solicitar la destitución de sus puestos, de todos aquellos que hayan demostrado su incapacidad, incompetencia e ineptitud para el manejo de la crisis que acabamos de pasar.

Faltará hacer el recuento de los daños que se generen, por la mala publicidad que nos hemos ganado, cortesía de estos funcionarillos de cuarta, en un destino que se jacta de ser de primera.

ASS.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Etiquetado Como mancha de materia fecal