24°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 75%

Wind: 11.27 km/h

Suscripciones

24°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 75%

Wind: 11.27 km/h

Ultimo Minuto:

Las primeras bajas en Los Cabos por el efecto Trump

armando  La semana pasada, Paloma Palacios, presidenta ejecutiva de la Asociación de Hoteles de Los Cabos declaró  ante los medios de comunicación en conferencia de prensa que:  “En el último mes hemos perdido 35 grupos, lo que nos representa 7 mil cuartos/noche, económicamente -siendo muy conservadores- representan una pérdida de seis millones de dólares. ¿Por qué nos están cancelando? tienen miedo de venir a México, los corporativos les están diciendo que no vengan, tienen miedo de que si salen del país ya no puedan regresar parte de sus familias”. 

  Esta noticia es singularmente grave para nuestro destino turístico, máxime que estamos hablando de que el nuevo presidente de Estados Unidos, apenas tiene un mes en funciones y en ese lapso de tiempo ya le ha provocado enormes pérdidas a nuestro país en términos de inversión, más lo que viene.

  Bajo el lema de “consume lo americano”, es bastante probable que Trump inicie abiertamente una campaña para fomentar el turismo interno y desincentivar la inversión hotelera y de bienes raíces en nuestro país. La amenaza es seria, ya hemos visto que el alocado magnate metido a presidente no se anda con muchas diplomacias ni cortesías. Y como pudimos constatarlo a lo largo de la campaña por la presidencia y ahora ya ejerciendo el poder de la misma, Trump tiene una verdadera obsesión por arruinar a México, su resentimiento no es nuevo, hace años que está metido en demandas y conflictos jurídicos por negocios frustrados en nuestro territorio, en donde a su más puro estilo, se llama robado y adopta el papel de víctima eterna. 

  La aversión a nuestro país, sus habitantes y su gobierno se convirtieron en el eje central de su campaña y ahora de su estrategia de gobierno, muchas de sus órdenes ejecutivas tienen que ver con México; el muro, los trabajadores indocumentados, las relaciones económicas a través del TLC, la inversión extranjera y para colmo de males es nuestro competidor en el sector hotelero e inmobiliario y ténganlo por seguro, amigas, amigos lectores que hará cuanto esté al alcance de su mano para beneficiar sus proyectos financieros personales a costa de perjudicar los nuestros, ya hemos visto también que en eso del manejo de los conflictos de interés le da cátedra a nuestros políticos mexicanos. El señor llegó a la presidencia americana para servirse con la cuchara grande y no se ha molestado en ocultar en lo más mínimo que busca obtener beneficio personal usando la presidencia como un medio para lograrlo.

  Decía yo hace unas semanas en este mismo espacio, que lo peor estaba por venir y lo vuelvo a repetir. No es broma, más nos valdría empezar ya, a elaborar un plan de contingencia económica ante la eventualidad de que el ocurrente e impredecible Donald, enfile sus baterías para cañonear nuestra actividad turística.

  Hoy como nunca antes lo había estado, nuestro destino turístico vive bajo un gran riesgo, a la amenaza Trumpista, tenemos que añadirle la extensión de la guerra del narco que se libra impunemente en nuestras calles, por más gendarmería, marinos y policías que desfilen en ostentosas caravanas infundiendo más temor que tranquilidad, a propios y visitantes y no se ve que cesen las balaceras y ejecuciones de narcotraficantes.

  Como comunidad estamos obligados a buscar ofrecer al turista un mejor lugar, más seguro, con mayores y mejores atractivos, amén de que tenemos que empezar  a buscar otros mercados para no depender estrictamente de los que  vienen del otro lado de la frontera. 

  Contamos con la preferencia de millones de visitantes que seguramente seguirán buscando venir a nuestro país a pesar de las campañas de odio y temor. Pero no por ello debemos bajar la guardia y seguir en nuestra zona de confort como si nada pasara. 

  Trump, llegó para quedarse. Nos guste o no y tendremos que estar preparados para lidiar con él y todas sus peligrosas y disparatadas ocurrencias.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.