Suscripciones

Bajo sospecha

Las solicitudes de cambio de uso de suelo, aunque contempladas en la ley, siempre o casi siempre, han sido y son motivo de discusiones, controversias y cultivo de sospechas por los conflictos de interés que generan.

En Los Cabos no son la excepción y por su puesto el tufo de sospechocismo que siempre conllevan se hace presente. Solo recordar cuando el H. Cabildo de hace unos años decidió otorgar la autorización de cambio de uso de suelo a los predios de Puerto Nuevo donde, a pesar de que el proyecto de ampliar hasta más de once veces la densidad de los edificios con las lógicas consecuencias de incrementar los servicios de agua potable, drenaje, electricidad, etc., etc., se presentó a un Consejo Consultivo conformado por expertos técnicos que por su puesto rechazaron la modificación solicitada, ésta fue aprobada por la “valentía” de los regidores, de acuerdo a la expresión pública que uno de esos regidores hiciera en el programa de radio Los Cabos a la Carta, en nombre de la mayoría de sus compañeros. Y ahí tiene los resultados: esa zona es un verdadero caos impregnada de anarquía total.

Bueno pues parece ser que la historia se repite, y es que la semana pasada se presentó a la Comisión de Planeación y Desarrollo Urbano que preside la regidora Tabita Rodríguez, el proyecto de cambiar de uso de suelo a 16 lotes de unifamiliares a habitacionales nivel 5 de un tal Francisco Sedano, que adquirió en la zona del cerro del Vigía en San José del Cabo dentro del CIP (Centro Integralmente Planeado) de FONATUR hace ya algún tiempo.

Lo que nadie pensó es que una de las secretarias de dicha comisión, la regidora número uno Irene Román, quien se ha propuesto hacer bien su trabajo y desempeñarse en forma transparente (lo que esperamos de todos los regidores, digo yo), decidió realizar las debidas consultas a vecinos, FONATUR, IMPLAN, Colegios de Arquitectos e Ingenieros, etc.., obteniendo como respuesta, en cada caso, un rechazo absoluto a dicho cambio de uso de suelo por diversas razones (todas contundentes) empezando que viola el plan de desarrollo del propio FONATUR, del PDU además de que pondría en jaque la ya rebasada planta de tratamiento de FONATUR que se sitúa en el estero de de San José, entre otros motivos,.

Hasta ahí todo entendible, lo que realmente resulta curioso o más bien, sospechoso, es que a pesar de que esta regidora informa a su comisión de los resultados obtenidos y de proporcionar toda esta información a sus compañeros regidores, más síndico y presidenta municipal (son 13 en total en el Cabildo), la votación es de 9 regidores a favor y 4 en contra.

En un principio la regidora buscaba bajar del pleno esta solicitud pero, de acuerdo con sus propias palabras, sus compañeros le dijeron que sus procedimientos no debían ser así y por eso votaron aprobando dicha solicitud. ¡Hágame usted el favor!

El caso es que esta situación ha derivado en un verdadero escándalo por la serie de consecuencias graves que esta decisión conlleva. Primero que nada el valor de esos predios ya no es el mismo pues están en función de lo que en ellos se construya, de ser residenciales a edificios con cinco pisos y no sé cuántos condominios por nivel, bueno pues nomás haga números; las afectaciones a vecinos que no se les consideró, la sobrecarga a la planta de tratamiento, el conflicto vial, etc., etc.. Lo peor de todo es que esta violación a los planes urbanos establecidos, establece precedentes que pueden replicarse en otros desarrollos habitacionales ya sean de viviendas populares, de nivel medio o en zonas de desarrollos turísticos de lujo. A todos puede afectar alegando que ya hubo una autorización similar.

Cabe mencionar que en la última sesión de Cabildo de la administración pasada se otorgaron autorizaciones en cascadas (también de forma muy sospechosa) lo que ya están generando diversos amparos.

Lo mismo va a ocurrir a menos de que este Ayuntamiento reconsidere (está dentro de sus prerrogativas) esta decisión. Para la alcaldesa será un punto de quiebre muy importante ya que de su evaluación dependerá la confianza que esta sociedad depositó en ella y en sus funcionarios.

Nadie creemos que se dará un solapamiento a aprobaciones derivadas de procesos totalmente caprichosos y sin bases técnicas acreditadas. ¿O sí? Sería un verdadero contrasentido.

Y si se habla de que era anunciada y que ya se veía venir, es porque la Arq. Tabita Rodríguez es conocida por que no es la primera vez que intenta realizar cambios de uso de suelo en lugares donde no se debe.

Es inevitable llegar a pensar en que una aprobación con irregularidades en su proceso, sin sustentos suficientemente sólido ni bases jurídicas, técnicas ni legales ni con el consenso vecinal y de la sociedad en general, sea producto de intere$$es turbios.

De no reconsiderarse esta aprobación, la responsabilidad histórica y de sus consecuencias urbanísticas y sociales recaerá, indiscutiblemente, en este gobierno municipal o en su honorable que no Honorable Cabildo de la XIII Ayuntamiento de Los Cabos. Sin hablar de la imagen y el costo político que tendría para el resto de su Administración.

A usted ¿qué le parece mi querido lector?

Cuídese

AFC

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep