GLA
Suscripciones
GLA

Incertidumbre

Incertidumbre

Después de regresar de la ilusión y la euforia que vivió el país solo de pensar de que México podía pasar a octavos de final de forma invicta, ya ni siquiera con un empate sino, ¿por qué no? con una victoria sobre los suecos, pues no, la realidad se nos presentó como si recibiéramos un cubetazo de agua fría, si bien con el atenuante de que la campeona Alemania vino a este mundial bastante desmejoradito –ADG- perdiendo contra nosotros uno a cero y peor aún para ellos y qué mejor para nosotros, de que Corea del Sur se rayó con un ¡dos-cero! a los tedescos! que a todos nos supo a gloria (menos a los alemanes, obvio).

El caso es que la gran alegría y reventón que vivimos el pasado sábado, este miércoles se desinfló y nos quedó un sabor agri-dulce muy oriental gracias a Corea del Sur.

Dicho lo anterior y dejando toda esta pasión futbolera en pausa hasta el lunes 2 de julio, pasemos a lo que ahorita más importa, o debe importar más a todo el país que son las elecciones de este primero de julio.

Esta tarde, en el programa radiofónico de Los Cabos a la Carta, tuvo lugar el último debate antes de las elecciones con la participación de jóvenes que representaban a los partidos políticos donde cada quién defendió a sus candidatos destacando sus cualidades y machacando los aspectos negativos de los otros partidos, o sea, lo normal en cualquier tipo de debate de esta índole, sobre todo en el tema de la elección presidencial.

Lo importante fue darnos cuenta que los jóvenes de esta generación opinan más, cada vez se interesan en la política y en el actuar de sus gobernantes. Este involucramiento indica que los que van ocupar los cargos gubernamentales tendrán que darle más oportunidades a los chavos.

Las redes sociales también son una buena señal de que los temas políticas importan e importan mucho. Durante los debates la audiencia se multiplicó pero no solo eso, sino que también participaron con comentarios y opiniones.

Parece ser que, por estas señales de interés general, tendremos una menor incidencia en el porcentaje de abstención lo que es alentador.

Sin embargo el fantasma de la incertidumbre persiste en el sentido de quiénes serán y cómo actuarán los que tomarán las riendas y cuál será su influencia en las diversas y diferentes formas del poder.

Tendrá mucho que ver si se dará la sana práctica de diferenciar el voto, lo que algunos no les guste, pero si no es así, no habrá pesos y contrapesos que neutralicen la clásica enfermedad de la soberbia, de la prepotencia de los que puedan tomar ventaja de su nueva condición ostentando un poder que antes no tenían.

Esa es la real incertidumbre. El no saber bien a bien de quiénes se van a rodear los que sean favorecidos por el voto. De saber si no van a usar su nueva posición para dar rienda suelta a sus venganzas, a sus ambiciones y en general a sus más oscuras intenciones.

La incertidumbre de ver que los perdedores acepten su derrota y no provoquen un caos que derive en la indeseable y perjudicial violencia que tanto daño a hecho a este país.

La incertidumbre de que las promesas de abatir la corrupción se cumpla y no nada más cambie de ejecutores de la misa.

En fin, a la incertidumbre hay que enfrentarla con el optimismo, y que cada quien, en su círculo de vida cotidiana, haga prevalecer sus principios, sus convicciones, su honestidad consigo mismo y con los que le rodean y realmente nos convirtamos en ciudadanos de primer mundo, con educación, cultura y civilidad.

Salgamos a votar por quien sea pero con decisión y sin miedo.

Cuídese

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep