GLA

Suscripciones

GLA

PARTIDOS 2
bannercito-senadores.jpg    bannercito-dip-loc.jpg    bannercito-arturo.jpg

El segundo Odile de Los Cabos

ed figaredoA poco más de una semana de haber tomado posesión como alcalde de Los Cabos, en una reciente entrevista radiofónica en Los Cabos a la Carta, Arturo de la Rosa literalmente explotó al revelar las graves condiciones en las que recibía la administración de su predecesor Antonio Agúndez Montaño que durante 4 años y cinco meses estuvo a cargo de conducir el XI Ayuntamiento.

En este inicio del XII y a pesar de que ya se preveía que después de 16 años de gobiernos perredistas las arcas que se recibirían estarían más secas que el mismo desierto del Mojave, Arturo de la Rosa nunca se imaginó que las cosas estarían mucho peor de lo que ya habían detectado sus equipos de transición.

Apenas se apoltronaba en el sillón que ocupara el Tony en su despacho del Palacio Municipal, comenzó la ola de reclamos de pago por adeudos en diferentes frentes: Que más de 950 millones de deuda, más los millones que se acumulen por deuda a proveedores; que más de dos millones de pesos de adeudo en el tiradero (que no relleno sanitario) de la Candelaria que, por cierto,  -solo le quedan de 5 a 6 meses de vida útil (habrá que ampliar o buscar otro predio a la voz de ¡ya!)- ; que los más de 7 millones de pesos adeudados a recolectores de basura y más de 2 mil toneladas por recoger; que los adeudos de más de medio millón de pesos de renta en edificios o despachos que se dejaron de pagar hace algunos meses; que más de dos tercios de las patrullas y los camiones de recolección de basura en inservibles o pésimas condiciones; que quincenas de más de 35 millones de pesos cada una para más de 3 mil 600 empleados de los cuales no sé sabe cuántos aviadores; que de despedida ‘aí te van 300 bases antes que me vaya’ ; que los adeudos a Hacienda, Fonacot, Seguros, etc., etc..; que ésto y que´l otro.

El caso que nos llegó el segundo Odile, sin vientos, ni agua ni destrozos físicos visibles pero ¿qué tal los destrozos a la economía del erario público municipal?  

Por todo lo anterior cualquiera podría adivinar que esta entrega-recepción fue todo menos que transparente, conciliatoria…más bien revanchista. Como diciendo “¡aí te dejo el changarro y házle como puedas, yo ya me voy!  

Mientras tanto, prevalece la obligación del Municipio de proveer servicios básicos eficientes como garantías en la seguridad de los ciudadanos, en el servicio del agua potable, drenaje, limpieza, además de todo lo operativo y administrativo que implica…el taxímetro sigue corriendo.

Al mismo tiempo y además de buscar como tapar los parches más urgentes, la maquinaria de las auditorías forenses, como las calificó el propio De la Rosa, tendrá que acelerarse para ir al fondo del por qué de tamaños déficits. En algún lado tendrán que estar todos los faltantes. Ya se habla de facturas apócrifas, sobrepagos, asignaciones directas, desvíos injustificados, etc., etc.. “Y no se trata…”, como ya lo decían el gobernador Mendoza y el nuevo alcalde de Los Cabos: “…de cacería de brujas, ni venganzas, se trata de que se imponga la Ley” y yo añadiría: que la impunidad no sea la que siga reinando en el país de los corruptos.

Sin duda la tarea que le espera a esta nueva administración será cuesta arriba  no solo con el costal de lastre cargado de adeudos y compromisos no cumplidos, sino  también del que lleva con los compromisos adquiridos, con el desafío de recobrar la confianza en la autoridad municipal y de que los nuevos y no tan nuevos se ganen la confianza de los que por ellos votaron.

La transparencia que se anuncia como la bandera de esta nueva administración será la que verdaderamente genere esa confianza que tanto se requiere en la comunidad para abatir la gran variedad y gravedad de problemas que le acechan.

Que este segundo Odile que recibe esta nueva administración sea sometido con inteligencia, aplicación de la Ley, transparencia y sobre todo con mucha honestidad. 

Solo recordar que el tufo de la corrupción así como el de la podredumbre, se perciben de inmediato cuando están cerca.

Cuídese

AF

Lo mas actual...