25°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 52%

Wind: 11.27 km/h

Suscripciones

25°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 52%

Wind: 11.27 km/h

Ultimo Minuto:

Violencia y Naturaleza ponen a prueba a Los Cabos

ed figaredoLejanos ya resultan aquellos días donde las principales discusiones sobre el ambulantaje en playas y calles, sobre la falta de vivienda y servicios por el crecimiento de la población y la inseguridad por los robos a casa habitación que en aquellos tiempos habían crecido.

En nuestros días las cosas han cambiado y, ¡vaya que si han cambiado! Ahora ya no se habla de simples robos, ni sospechas de “moches” en el Cabildo para concesiones, permisos, licencias y cambios de uso de suelo (lo que no ha dejado de suceder), no, ahora se habla de muerte y no de alguno que otro homicidio ocasional, no, ya se habla de una, dos diarias y hasta de más 15 en un fin de semana (como el que acabamos de vivir entre La Paz y SJC)

Sabemos que no somos la excepción; sucede en estados como Tamaulipas, Guerrero, Guanajuato, Michoacán y hasta en el pequeño Colima. Sin embargo llama la atención, ya que es, o más bien era ésta una comunidad turística y apacible. El fenómeno que se está dando ahora en la zona de San José del Cabo es verdaderamente atípica; ya va de la sorpresa al asombro, del asombro al temor y del temor casi a la psicosis.

Autoridades, pero sobretodo la sociedad en general, ya se pregunta: ¿pero qué está pasando?  Esto no es normal. 

A pesar de la presencia ene el Estado del propio Secretario de Gobernación y del círculo más alto de Seguridad del país que estuvieran no hace mucho tiempo para ofrecer que se reforzaría la seguridad, lo que aun seguimos esperando.

Mientras tanto la cúpula empresarial con representantes  de todas sus cámaras y colegios, la Asociación de Hoteles y Tiempos Compartidos así como Desarrolladores Inmobiliarios se reúnen frecuentemente buscando respuestas y fórmulas que no se encuentran.

De pronto, rachas de actos sangrientos, como los más recientes, por fin hacen que los retenes realmente se empiecen a notar, aunque solo por un par de días, y aun en esos días a poca distancia de esos mismos retenes y a plena luz del día, con cinismo e impunidad se siguieron dando las ejecuciones sin que hasta el  momentos se sepan de resultados concretos.  Que sí, los hay, pero en una proporción ínfima de los que debiera de haber.

Por su puesto que todos están o estamos a prueba. En primera instancia las autoridades, sobre todo las federales, que  tienen que reconocer que la delincuencia de este tipo los está rebasando. No se nota que ni las carísimas cámaras instaladas ni la supuesta inteligencia de las investigaciones  generadas por los pocos delincuentes que han sido capturados, estén dando resultados.

También a prueba está la iniciativa privada turística para tratar de neutralizar la mala prensa generada que tanto daño a hecho, sobre todo la internacional. Prueba de ello son las más de 35 mil reservaciones canceladas según lo dio a conocer la propia Asociación.

También a prueba está la sociedad entera para saber cómo reaccionar  apropiadamente ante esta oleada violenta. De cómo sobrellevar la vida de forma normal sin miedos. De cómo disminuir esa terrible manía de propagar a través de las redes cualquier imagen violenta que se distribuye o que simplemente le toca captar el mal momento y difundirlo como si fuera de gran utilidad darlo a conocer, como lo hacen ciertos periodistas aficionados al color amarillo.

Pero no solo Los Cabos están a prueba de cómo reaccionar ante la violencia súbita que nos llegó ya casi hace un año, sino ante los embates de la Naturaleza que cada vez son más fuertes develando lo mal preparado que estamos a pesar de que se siga diciendo que Los Cabos tiene una gran cultura anti-huracanes.

Con la tormenta tropical Lidia de finales de agosto, quedó de manifiesto las decisiones que resultaron  criminales de autoridades en los Cabildos pasados así como de otras autoridades municipales, estatales y federales que aprobaron construcciones y fraccionamientos que jamás debieron haber sido aprobadas.

Más obvio no pudo ser que los que aprobaron fueron o negligentes o corruptos y a veces las dos cosas.

Finalmente seguiremos a prueba, a ver hasta cuándo se aguanta tanta transa y tanta impunidad.

Cuídese

AFC