GLA

Suscripciones

GLA

Ultimo Minuto:

No huele mal…apesta

armando figaredo

Me considero un neófito en el ámbito de la minería, sin embargo cuando escucho que el proyecto de Los Cardones, que pertenece a los Desarrollos Zapal del grupo Inventure que es propiedad de Ricardo Salinas Pliego (o uno de los principales socios) que ya obtuvo una concesión de 600 hectáreas dentro del Área Natural Protegida de la Sierra de La Laguna en Baja California Sur, y que pretende extraer más de 240 millones de toneladas de tierra abriendo un cráter gigantesco con medio kilómetro de profundidad en un terreno de más de 100 hectáreas, y que se argumente que dicho proyecto no va a impactar al medio ambiente y que no va a representar ningún riesgo en esta zona, vamos, me parece algo verdaderamente absurdo por no decir demencial.

Para los que no están familiarizados con este espectacular proyecto que pretende obtener cerca de 55 mil toneladas de oro (equivalente a unos dos mil millones de dólares), se localiza a tan solo 58 kilómetros al Sureste de La Paz y a 28 kilómetros de Todos Santos. Las poblaciones más cercanas son los antiguos pueblos mineros del Triunfo y San Antonio ( a poco más de una hora de Los Cabos).

Los promoventes aseguran que será el proyecto minero más responsable del país y que lejos de afectar la zona será de gran beneficio para esta entidad.

Entre algunos de sus argumentos está el hecho de que no utilizará agua de los valiosos y limitados mantos acuíferos de la zona ya que construirán una planta desaladora en la costa del Pacífico con un acueducto de 36 kilómetros. De lo que no hablan es sobre que otras afectaciones pueden tener en el mar y los desechos de esta agua una vez utilizada. También hablan maravillas de por qué las explosiones no afectarán a la flora y fauna, ni tampoco sus polvos y residuos ni las sustancias altamente tóxicas como el cianuro (indispensable para diluir materiales y obtener oro); ni tampoco de la presa de jales (donde estarán los desechos tóxicos) que se sitúa apenas a las afueras del polígono del Área Natural Protegida.

En fin que todo el proyecto es un derroche de tecnología a prueba de cualquier riesgo al medio ambiente, a la vida silvestre y mucho menos a los habitantes y actividades de agricultura orgánica y al turismo. No…no pasará absolutamente nada que los afecte.

Lo anterior apenas si son algunos de los detalles de este ambicioso proyecto que está a punto de ser una realidad después de que por varios años han intentado conseguir que sea aprobado.

Primero fueron los Paredones Amarillos, luego La Concordia y ahora como Los Cardones parece que ya tienen todo listo.

¿Qué cómo lo hicieron? Evidentemente gracia$ a mucho$ y constante$ esfuerzo$ a nivel social, autoridades pero sobre todo a nivel legislativo. Pues sí, resulta que desde hace tiempo que se propuso revisar la Ley General de Biodiversidad ahora se impulsa una nueva Ley que, entre otras cosas, NO PROHIBE la actividad industrial, minera ni de extracción para investigaciones en ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS (o sea que lo que no se prohíbe, se permite ¿no?)….sí, así de ese tamaño. ¿Sabe quién impulsó esta Ley para que se aprobara así? Pues la presidenta de la Comisión de Ecología y Medio Ambiente del Senado, Ninfa Salinas Sada (senadora plurinominal del PVEM). ¿Le suena el nombre?

El caso es que el 14 de diciembre de 2017 (ya para salir de vacaciones y en medio de la polémica Ley de Seguridad Interior, ¿se acuerda?), esta Comisión logró que su dictamen se aprobara casi por unanimidad y así pasara a la Cámara de Diputados para aprobación. El jueves de la semana pasada se dio a conocer que, sin el quórum necesario: 15 de 30 diputados (todos del PRI y PVEM) aprobaron dicha Ley y está casi lista para ser presentada al Pleno del Congreso de la Unión para ser aprobada, con lo que el Área Natural Protegida de la Sierra de La Laguna muy cercana a Los Cabos podrá ser abruptamente violada con un enorme cráter y una respetable cantidad de elementos tecnológicos, químicos y físicos que representarán, sin duda alguna, un enorme riesgo al medio ambiente, al futuro de la flora y fauna de la zona, a la agricultura, al subsuelo, a la salud de los habitantes y por su puesto al turismo, que es la vocación natural de este estado de Baja California Sur.

La pregunta obligada es: ¿Qué están haciendo las autoridades federales, estatales y municipales; los empresarios, los desarrolladores turísticos, los hoteleros y la sociedad civil en su conjunto, para realmente sopesar las consecuencias que este proyecto puede tener para el futuro de estas tierras y de las siguientes generaciones?

No les pregunto a los legisladores porque ellos ya saben lo que hicieron… o ¿de verdad lo sabrán?

Finalmente y después de ver el cómo lo hicieron, la verdad es que alrededor de todo esto se respira un tufo muy desagradable, no huele mal…apesta.

Cuídese

AFC

La fuerza de la unión

Si bien la frase “la unión hace la fuerza está ya algo trillada, no cabe duda que es totalmente cierta.  Muchas veces la única forma de salir de algún problema difícil es unirte con tus pares o dispares y luchar por un interés común.

Todos sabemos que esta fórmula entre mexicanos no siempre funciona, sobre todo cuando se trata de situaciones cuando algún mexicano o un grupo de ellos está destacando no faltan las envidias que generan que algunos les meten el pie a los otros para que no avancen.  No en balde está aquella famosa y vieja historia, de las dos cubetas llenas de cangrejos. Una de ellas con cangrejos extranjeros que está tapada para que no escapen, y; la otra, de cangrejos mexicanos que no tiene tapa. El dueño de la cubeta que no tiene tapa, explica que como son cangrejos mexicanos no permiten que ni unos ni otros salgan ya que entre ellos mismos se impiden subir (¿que triste no?).

Lo anterior no aplica cuando de tragedias se trata, en esos casos los mexicanos somos muy solidarios como se ha demostrado en varios eventos donde se necesita la ayuda de todos, ya sea en terremotos, ciclones, incendios o catástrofes similares. 

Todo esto me vino a la mente ahora que el llamado Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal (CCSPJP) publicó la lista de las ciudades con mayor violencia u homicidios dolosos (sin contar las ciudades que se encuentren en guerra) del pasado 2017.  Y es que lo curioso no es que publiquen la lista, ya que lo hacen cada año; ni que Los Cabos sea el primer lugar, pues todos sabemos que padecimos el 2017 la guerra entre cárteles que se disputaban la plaza y dado el tamaño de la población salimos con mala calificación. Lo curioso es que los datos en los que se basan no incluyen ni al INEGI ni al Consejo de Seguridad Nacional en cuanto a consulta, o al menos no citan ninguna de sus fuentes en su publicación, lo que, para muchos, su calificación se sale de contexto y no es confiable.

A lo anterior se suma el protagonismo que esta organización obtiene al publicar en primer lugar a un destino turístico como Los Cabos que es orgullo del país, y que nunca había figurado en sus registros, lo que le da una extraordinaria notoriedad a nivel nacional e internacional.

Pero voy más allá, lo importante es que de inmediato, tanto el Fideicomiso Turístico como el Consejo Empresarial de Los Cabos salieron a rechazar dicha lista que se publicó en diversos medios nacionales e internacionales a los que les 

pareció atractivo la nota por lo que representa Los Cabos a nivel turístico. Asimismo, en diferentes círculos de la iniciativa privada las reacciones en contra no se dejaron esperar. Lo que no pasó en el ámbito oficial o al menos hasta el momento no se han visto.

Lo que si se vio y no muy bien fue la declaración que el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), Miguel Ángel Ochoa, hizo a la agencia EFE y publicada en el mismo Universal en la que, de alguna manera, reconoce la situación pero no se une al esfuerzo general de destacar los aspectos positivos no solo de Los Cabos sino de La Paz que apareció en el sexto lugar.  Independientemente de la veracidad de estos índices, ahora más que nunca se necesita que dirigentes, líderes, funcionarios y ciudadanos en general se unan en un gran esfuerzo conjunto para enfatizar que sí, hay que exigir a autoridades que se empleen más a fondo y con mayor rigor en su responsabilidad de dar seguridad a los habitantes de esta entidad, pero también que a la hora de defender “la plaza” se haga con determinación contra la delincuencia organizada pero también contra los malos y corruptos funcionarios y los malos ciudadanos y se destaquen las grandes bondades de este destino como sus bellezas naturales, su maravillosa infraestructura hotelera, náutica, residencial y golfística, su excelente ocupación hotelera que va en aumento así como la inversión lo que sigue generando confianza a nivel nacional e internacional solo así la unidad será la fuerza para enfrentar todas las calamidades que puedan acecharnos ahora y en el futuro.

Cuídese

AFC 

Imagen abollada

armando figaredoDe acuerdo con los últimos reportes del inventario hotelero dado a conocer por la Asociación de Hoteles de Los Cabos en los que especifica el número de habitaciones actuales y las que tendrá para 2023, podemos decir, a grandes rasgos, que el presente y futuro cercano de este destino turístico pinta muy bien.

Para darle una idea general del crecimiento que se espera, le comparto los siguientes datos para 2018-2023:

Hoteles en construcción: 17

2017 terminó con: 16,233 habitaciones

Ocupación promedio: 70%

Tarifa promedio: US$ 275 por noche y por habitación

2018 terminará con: 19,025 habitaciones

Para 2023 se espera contar con casi 22,000 habitaciones

No obstante lo anterior, estará de acuerdo con su servidor, que el reto para mantenerse con una buena imagen ante los visitantes e inversionistas nacionales y extranjeros mientras se esté dando este crecimiento, es el de crear reglas muy estrictas en cuanto a la construcción de hoteles, desarrollos, infraestructura y la constante necesidad de mantener, reparar, mejorar los aspectos más visibles de todo el municipio con ORDEN, lo que no está sucediendo.

Y así vemos lo que la SCT hace mientras da “mantenimiento” a la carretera transpeninsular en en el corredor turístico. Evidente es la falta de aseo, de supervisión y de eficacia.  Además de no contar con señalización adecuada, lo que ha provocado accidentes, los retrasos son normales pero, peor aún, la calidad de los trabajos un verdadero desastre. No ha pasado un mes de los trabajos en uno de los tramos y ya se abrieron varios baches, por no hablar del desastre de las luminarias en esta misma carretera que parece que nunca ha funcionado al 100 % desde que se terminó.

Si observamos las obras que realiza FONATUR en el centro de San José del cabo y en otras zonas como es la Colonia Magisterial y en uno de los parques a su cargo. La constante son: retrasos, trabajos mal hechos e inconclusos, desaseo permanente, basura, errores de diseño y construcción en las avenidas, banquetas y cajones de estacionamiento, en general….un desmadre.

Los gobiernos estatal y municipal no se salvan. Basta observar las obras de la plaza principal de San José del Cabo o del Teatro de la Ciudad en esta misma cabecera municipal así cmo las obras del famoso FOIS. Las mismas constantes: retrasos, desaseo, falta de calidad en los materiales, falta de señalización  e información a los ciudadanos.  Pero, sobre todo, y en todos lados, la principal característica es una total falta de supervisión y una indiferencia evidente ante los pésimos contratistas seleccionados.

Las quejas que llegan a algunos medios de comunicación así como la propia opinión de su humilde escribiente constituyen, en gran medida, las razones por las que plasmo estas amargas quejas en esta columna.  Creo, sin temor a equivocarme, que la imagen de Los Cabos mientras está creciendo,  está por demás abollada.

Es triste ver que un destino con tanta inversión en juego, con tantas oportunidades y enormes posibilidades de seguir siendo uno de los principales destinos turísticos no solo de México sino de Latinoamérica, se vea severamente criticado por la falta de determinación gubernamental y de la propia iniciativa privada por no luchar por IMPONER una urgente campaña permanente contra la basura, contra el desaseo en las construcciones u obras de mantenimiento o reparación y permitir que la basura se siga viendo por doquier.

En fin. Una disculpa por este arrebato.

Cuídese

Armando Figaredo

¿Qué tal si, sí?

Cada vez se acercan más las elecciones y sin duda, vemos como nunca antes, que las opciones se tornan más reducidas y más cuando vemos que los trapitos percudidos de unos y otros comienzan no solo a mostrarse, sino también a oler…o más bien a apestar.

¿A quién creerle?  Lo que ya nadie duda es que todos dudamos. Y es que entre más leemos, más escuchamos, parece que la confusión de a dónde vamos con éste o aquel candidato se hace más grande.

Por un lado vemos a un José Antonio Meade con un semblante afable, sencillo y de tono conciliador que te inspira confianza al verlo y escucharlo, sin embargo enfocas un poco hacia el aparato que lo rodea y como por arte de magia el aroma se descompone de inmediato. Observas a un arrogante y prepotente Enrique Ochoa con sus bravuconadas y discurso de grandielocuencia que de plano te espanta (ya como Director de la CFE aquí en Los Cabos mostraba esa arrogancia de caricatura de emperador romano que de plano uno decía, ´bueno pues éste ¿quién se cree?´).  El caso es que seguramente Meade para sus adentros ha de decirse ´no me ayudes compadre´.  Y si seguimos revisando su séquito, no nos la acabamos con los personajes que lo rodean:  Manlio Fabio, Gamboa Patrón, Chong y esos líderes que no dejan de marcar ese tufo inevitable de corrupción como Carlos Romero Deschamps (que ahí sigue impune e intocable como líder de los petroleros), la personificación más excata de la corrupción en su máxima expresión.  Multimillonario e intocable soldado del PRI.  Y como él…¿cuántos más? Si empezáramos a nombrar los exgobernadores y otros funcionarios priistas del estilacho, no me alcanzaría el espacio para evidenciar la podredumbre que es imposible de tapar, por más retórica que sus mejores hombres estén utilizando para que se nos olviden todas esas marrullerías que han acabado con credibilidad en la imagen del partido ante la gran mayoría de los mexicanos que nos consideramos decentes.

Y sí, no hay duda que hay o debe haber algunos buenos políticos y dirigentes priistas, aunque muy, pero muy contados y escondidos, porque si éstos no se alinean….pues quedan fuera. Y qué decir del blanquiazul. De pronto se erigieron como una buena opción cuando Fox, pero ya todos conocimos de sus deslices y metidas de pata. 

Le siguió Calderón con su estrepitosa fallida guerra contra el narco y su mal tino en escoger a sus colaboradores como aquel nefasto Genaro García Luna que tanta podredumbre dejó a su paso por no hablar de otros más.  Y ahora ¿qué tenemos? Un sobresaliente Golden Boy que no logra sacudirse los ataques de los dinosaurios que han arremetido contra su tan cuestionada y frágil imagen de intachable supuesta honestidad al tratar de  comprobar su patrimonio. El caso es que serán peras o manzanas pero los recientes golpes sobre la supuesta triangulación de la adquisición y venta de su terreno y bodega industrial le ha dejado mella a tal grado que, este domingo, hasta el Financial Times asegura que su campaña se desplomó. Por lo pronto Anaya ya se plantó ante la PGR para retarla a que compruebe los supuestos delitos que pudiese haber cometido. Hasta un elocuente video que ya está en redes, vehementemente asegura su inocencia.

De que no se deja el chaparrito y joven brillante burgués,  no se deja.

El caso es que ahí está la guerra de lodo por no decir otro tipo de porquería que seguiremos viendo de unos contra otros.

Y qué decir de AMLO, o ahora conocido como AMLOVER, por su repentino regreso al discurso de la República Amorosa.  Discurso en el que, aprovechando su indiscutible ventaja sobre sus relativamente lejanos competidores (más de 10 puntos sobre sus rivales Anaya y Meade) ahora se jacta hasta de hablar como profeta bíblico, refiriéndose a Jesús y a la creación de una Constitución Moral donde el perdón y el amor es lo suyo, hasta a los más contumaces personajes carentes de credibilidad como el famoso pillo-junior líder de mineros Napoleón Gómez Urrutia “Napito” o Germán Martínez, siniestro ex dirigente del PAN y otros especímenes más de la fauna de MORENA (así sean expriistas o expanistas, ni importa) nos manda la señal de que si gana habrá que tragar camote con estos “mártires” de la injusticia, que a pesar de alguna vez lo odiaron, ahora AMLO se les entrega porque es todo amor y magnanimidad.

El caso es que…qué tal si, sí.  ¿Tendríamos realmente un cambio en la ética y en la honestidad en gobernar?  Realmente podremos creer todo eso que dice a pesar de sus desplantes viscerales contra la “Mafia del poder”?  Y en turismo, que es la parte que en Los Cabos y el resto de BCS nos interesa ¿habrá visión de negocio y de futuro? 

Y que tal si, sí.  Mejor habría que plantearse el escenario en el tema turismo. Por lo menos en esta zona del país.

Habría que invitar a Miguel Torruco Márquez  a BCS. No sería mala idea ya que  quien fuera Secretario de Turismo de la Ciudad de México y a quien tuvieron atado de manos durante su gestión, ahora fue anunciado como el próximo Secretario de Turismo si AMLO llega a enfundarse la, ahora sí, banda tricolor en su pecho.

Nunca estará por demás acercarse a quien podría llevar las riendas del turismo en los próximos seis años, porque…qué tal si sí….

Cuídese

AF 

Expresiones de Armando Figaredo ¿Seguridad conveniada?

ed figaredoDos sucesos importantes aguardaban ser anunciados ya como una realidad. Por un lado la modificación a la controversial manera de que, por años, el Departamento de Estado de la Unión Americana venía alertando a sus súbditos en cuanto a los destinos que pensaban visitar en el extranjero, y; por el otro,  el convenio de seguridad que el secretario de turismo federal, Enrique de la Madrid dio a conocer desde mediados de año en el sentido de que se estaba trabajando en un convenio para suscribirse entre autoridades de los tres niveles y el  sector privado de los destinos turísticos de playa ante la espeluznante ola de crímenes que se han venido registrando, muy en particularmente en lugares donde esta situación no ocurría, como Baja California Sur, Colima y en menor escala Quintana Roo.

De Guerrero, Sinaloa, Michoacán y en especial Tamaulipas, sabemos que, lamentablemente,  la violencia lleva arraigada varios años, no en las otras entidades donde comenzó a crecer de forma alarmante, de un año a la fecha, lo que generó que la autoridad federales de vieran obligadas a hacer “algo” ya, ante la impotencia de ver el crecimiento de los índices rojos.

El caso es que, regresando al tema de los warnings, la decisión que apenas se dio a conocer hace unos días, benefició enormemente a la península de Baja California -por ser clasificada en el nivel 2-, a pesar de que, particularmente la porción sur, registró, en el 2017, más de 720 homicidios dolosos cuando en el 2016 fueron solo 207, o sea, ¡más de un 300% de incremento! Afortunadamente el nuevo sistema de warnings, que ya es un sistema de recomendaciones o consejos, establece 4 categorías como si fuera un semáforo: Azul o categoría 1, es para países donde no hay ninguna restricción por seguridad, mas que las habituales (Noruega, Suecia, Suiza, y por el estilo); Amarilla, que es la categoría 2, que significa incrementar la precaución, se aplica para lugares como Francia, Reino Unido y otros países europeos. En México fueron varios los estados como las dos Baja Californias,  Aguascalientes, Campeche, Chiapas y varios más; la categoría naranja o nivel 3, se recomienda extremar precauciones,  ahí entraron 11 estados de la república como Jalisco (habría que pensar en Guadalajara y Puerto Vallarta), Durango, Sonora, Chihuahua, Estado de México y otros más. Los que de plano si salieron muy afectados fueron los calificados con niveles similares a los de Siria, Irán y otros del estilo, o sea con nivel rojo o 4. Así tenemos a 5 entidades que son: Guerrero, Sinaloa, Michoacán, Colima y Tamaulipas, donde les llega con especial preocupación para el turismo, los destinos de Ixtapa, Acapulco, Manzanillo y Mazatlán, lo se lamenta profundamente por el gran esfuerzo promocional que realizan y más cuando próximamente en Mazatlán tendrá lugar el Tianguis.

Obviamente las repercusiones por estos warnings o alertas fueron determinantes, sobre todo para los destinos turísticos como Los Cabos, donde, de acuerdo con reportes de su Asociación de Hoteles, se registraron 35,000 cancelaciones, número sin precedentes. No obstante y, en contraste, hubo un incremento sobresaliente en las ocupaciones de los hoteles y la visita de turistas extranjeros durante el 2017. Afortunadamente para Los Cabos, La Paz y Loreto quedan dentro de la categoría 2, lo que los libera de restricciones graves que las compañías de seguros aplican en la protección de grupos que no pueden asegurar con sendas recomendaciones.

En relación al convenio de seguridad, si bien se aplaude el hecho de que la acción de firmar estos acuerdos demuestra la profunda preocupación de las autoridades al determinar tres ejes para la implementación del convenio, como lo explicó el comisionado nacional de seguridad, Renato Sales: 1) Fortalecimiento institucional de las corporaciones policiales incluyendo modelos de proximidad social y justicia cívica; 2) Prevención social de la violencia y la delincuencia, y; 3) Acciones para mejorar percepción local e internacional de los destinos turísticos…”

Suenan bien pero, en honor a la verdad no se comprenden del todo, pues sabemos que se necesita mucho más que lo anterior para frenar este terrible tsunami de sangre que no para. Ya son más de 34 homicidios por arma de fuego en BCS en este 2018 y el reto ha crecido.

Desde aquí nuestros mejores deseos para que este Convenio realmente disminuya esta terrible ola de crimen que nos tiene asolados y verdaderamente angustiados.

Cuídese

AFC

Lo mas actual...