24°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 67%

Wind: 17.70 km/h

Suscripciones

24°C

Los Cabos

Clear

Humidity: 67%

Wind: 17.70 km/h

Ultimo Minuto:

Yacimientos de oro y plata en Real de San Antonio en Baja California Sur

naturaleza

Las montañas de la zona que encierran loe reales mineros tienen dos sistemas de vetas principalmente que convergen al norte donde está el triunfo y hacia el suroeste donde está San Antonio. Gracias a la abundancia de minerales nuevos estudios arrojan que estas tierras todavía existe una gran cantidad de oro y plata. Razón por a cual empresas mineras están llegando a Baja California Sur. 

Existen 137 minas en la zona del Real de San Antonio y el triunfo. En su mayoría abandonadas. Echemos un vistazo a unas de ellas. 

Francisco Mujica: Estas placas son es un record histórico de las ultimas personas que entraron a la mina. La idea básica es que cada quien trae su placa en el bolsillo y al llegar a la mina pues usted la deja y hace usted ver que está adentro de la mina. 

Para cualquier persona siempre será emocionante adentrarse a las profundidades. La luz se va desvaneciendo, el ambiente se vuelve húmedo y frio. En algunas de estas minas aún hay energía eléctrica. Como esta por ejemplo, que solo es usada para excavación de agua. Aquí la excavación fue tan profunda que llego a un mano acuífero. Si se continua caminando se notará un aumento drástico en la temperatura debido a la cercanía del agua. Por lo que hay que salir pronto.  

Fabricio Mujica: podemos ver que tenemos gran cantidad de túneles  a los lados, estas estructuras pueden ser desde muy pequeñas hasta muy largas, hablando desde uno, dos, tres KM en diferentes niveles. En unos casos esos túneles fueron para extraer el mineral, en otros casos se utilizaron como zona de resguardo para habitaciones o en algunos otros como comedores. 

Algunos prestadores de servicios turísticos pretenden iniciar con recorridos a estas minas como parte de una nueva atracción. 

Fabricio Mujica: Todo hecho con cuidado puedes tener un estándar de seguridad muy alto. Algunas minas presentan las características suficientes para hacerlas viables para el uso turístico. Todo se puede hacer y hacerlo como lo han hecho en algunos otros países, en algunos otros estados. Que hasta antros se han convertido.

Estas minas fueron hechas por los antiguos mineros, los cuales a pico y pala. Aquí podemos observar en este lado de acá como trabajaban, a base de golpes cinceles o martillos y las cuñas donde arrancaban la roca, o mineral para sustraer oro. Tenemos unos murciélagos que habitan ya en el interior de la mina ya que tiene mucho tiempo abandonada, posiblemente 100 años o más. 

En esta zona ejidal, adentrándose en el desierto aparecen los vestigios de lo que fue la colombina, una gran planta de procesamiento mineral. Su arquitectura data de 1800 que fue el apogeo de las mina. A unos metros aparecen los viejos hornos de fundición, ahora morada de cientos de murciélagos que se alteran ante la presencia humana. 

El corazón de la montaña es el punto al que todo minero llega. Minas como el ocote, testera y el manto de Simón son algunas de las minas que exploramos ese corazón que ya no late. El olvido ha convertido en estas minas para refugio de animales y en sitios ideales para la búsqueda de la aventura.

Jorge Amao: Llegó a ser una población importante, llegó a tener en el contexto colonial más de 600 habitantes. Lo que ocurre aquí es que la actividad minera es un detonante y una actividad que va integrar a una sociedad muy diferente a la que hasta entonces se había conocido.

A pesar de que obtener medio grama de oro requiere de tiempo y de un proceso complejo de extracción, en la actualidad el precio de los metales ha subido considerablemente. El costo de solo un gramo de oro puede alcanzar varios cientos de dólares lo que motiva a la reactivación de la minería en la zona. 

La minería es un símbolo del todo y nada, que separa el tiempo. Estas minas dan cuenta de abundancia de aquella época que quedó atrás. Son la llave a la historia y que hoy resurge como una nueva posibilidad de sustento para los habitantes de sus cercanías. Una expresión más de Baja California Sur. 

Lo mas actual...