El avión, el avión


Hace cerca de un año, el tres de febrero del 2020, escribí en este espacio una columna que titulé “El Avión, el avión…” En ella trataba, haciendo una analogía a la Isla de la Fantasía, sobre todo lo que haríamos, en este país de fantasía, con el producto de la venta del avión Presidencial que, por cierto, al final del día, nunca se vendió o rifó, y sigue ahí.  Se “nos dio el avión” con el avión.

La pandemia, entonces, apenas comenzaba a figurar.   Todavía no le caía a nadie como “anillo al dedo”.  Entonces merecía tan solo un breve comentario, señalándose que, a diferencia de esos incivilizados países europeos, como Inglaterra, España e Italia, nosotros SI estábamos preparados.  Ahí estaba Hugo.  ¿Con ese piloto, con ese sabio, qué podría salir mal?

Así las cosas, un año después, estamos hablando un poco más de la pandemia.  Los millones de contagiados y los cerca de trescientos mil muertos lo ameritan.  De hecho, me parece que no deberíamos estar hablando de otra cosa.  No deberíamos estar perdiendo el tiempo en otras cosas.  Sin embargo, el gobierno insiste en darnos el avión. Ahora, para que amarre, con algo más grandote.  Con un aeropuerto. 

Hace un año comparé a Tattoo (Hervé Villechaize), con nuestro presidente, siendo su “gobierno” quien ocuparía el lugar del Sr. Rourke (Ricardo Montalbán), el hacedor de fantasías.  Un año después seguimos iguales.  Nuestro Tattoo señala con el dedo un lodazal en medio de la nada, y nos dice que es el aeropuerto mas grande y avanzado del planeta, y no faltan focas aplaudidoras que se deleitan con la noticia. 

Yo, de alguna extraña manera, si me deleito con la noticia.  Es una forma, objetiva, contundente, de demostrar la clase de farsa, de pachanga, que es esta administración.  El rosario de desgracias y fracasos que ha sido este gobierno se puede conocer, además de en carne propia, y en la carne de tus difuntos, por indicadores que no todos entienden, o en los que no todos creen.  PIB, confianza del consumidor, caída de inversión, disminución de afiliados al seguro social, y un largo etcétera.  Cada vez que se usa un dato duro, para criticar el rumbo que se lleva, se nos llama mentirosos.  Se nos argumenta que, en este país de fantasía, hay otros datos, que si son los buenos, y que según ellos, vamos requetebién.  

Le atribuyen al escritor vasco Pio Baroja la siguiente frase.  “El nacionalismo es una enfermedad que se cura viajando”.  Yo me permito apostillar.  Viajando al extranjero, de preferencia. No a Tuxtla Gutierrez.  Nuestro presidente viaja mucho, no se niega, pero solo a México.  Solo en México.  Nunca ha visto aeropuertos colosales, como el Charles de Gaulle, en Paris,  con cuatro pistas, que mueve más carga que ningún otro en Europa, el Heathrow, en Londres,  con tres pistas, que es el Aeropuerto que recibe más tráfico internacional del planeta, Schiphol, en Ámsterdam, Holanda, con 5 pistas, que mueve más de 50 millones de pasajeros al año, o el Hartsfield-Jackson, de Atlanta, también con 5 pistas, que opera más de un millón de vuelos al año y es el Aeropuerto que más pasajeros utilizan en los Estados Unidos.  Eso por mencionar tan solo algunos que conozco, por haberlos usado, y que a simple vista desnudan la mentira presidencial.   Es algo que todos podemos conocer, sin necesidad de viajar.  Hay abundantes fotos, y testimonios de su existencia.  De sus dimensiones.  De su importancia.  Si se hace una búsqueda en Google de los Aeropuertos mas grandes del Mundo, no aparece uno solo en México, dentro de los primeros 10.  De repente tampoco en los primeros 100.  Me parece que Santa Lucia no aparece en ninguna lista.  Tal vez haya que inaugurar una categoría propia. “Central Avionera”.  Ahí seguro si destacamos. 

Un aeropuerto, en medio de la nada, sin acceso sencillo a la ciudad a la que se supone va a servir, de tan solo tres pistas, una de las cuales se limitará a uso militar, y que no pueden operar simultáneamente, porque hay un cerro en medio, no puede ser considerado, ni de lejos, bajo ningún parámetro, como mejor aeropuerto del mundo, el mas grande, ni el más avanzado tecnológicamente.  Vamos.  Ni siquiera lo será en México.  El que se nos diga que así es, desnuda la completa falta de respeto que tiene el presidente por nuestra inteligencia, o su apuesta de que sus borregos, con el atole que les da con el dedo, aguanten caña, hasta por lo menos junio.  Ya luego será lo que tenga que ser. 

Ya para apostillar, con este boato de la “inauguración” de la pista, que lleva más de 60 años funcionando, me enteré de que el centro neurálgico de la fuerza aérea mexicana se ubicará en la renovada base de Santa Lucia.  Así que, si alguien quisiera decapitar a la Fuerza Aérea Mexicana, no tendría mas que estrellar un avión en la base, y listo.  Como va a haber una operación mixta, nadie sospechará de la presencia de aviones, en el espacio de la base aérea.  Es como poner el Pentágono en el Aeropuerto de los Angeles.  Hoy no hay guerra.  Mañana no sabemos que pasará.  Poner ese aeropuerto ahí, equivale a dejarnos, en caso de conflicto, sin aviación militar. Así de fácil.  Así de patético. 

  

GAE







LO MÁS RECIENTE


Los Cabos, BCS a 03 de marzo de 2021 / Redacción Cabovisión El Coordinador de la Defensa de la Cuarta Transformación en Baja California Sur, Víctor Castro Cosío, dijo en entrevista para Los Cabos a la Carta y Cabovisión Noticias que la…Leer más





Se efectúa en el marco conmemorativo del Día Internacional de la Mujer Participan alrededor de 40 empresas que estarán ofreciendo más de 280 puestos de trabajo formal Todo se encuentra listo para la realización de la primera FeriaNacional …Leer más


Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep