Aves del pantano


Hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan... ¡mi plumaje es de esos!

Salvador Diaz Mirón.

De un partido que se autoproclama adalid de la democracia, deberíamos de esperar un comportamiento ejemplar de la mayoría de sus integrantes, al momento de dirimir sus diferencias internas.

El actual proceso para elegir al nuevo presidente de Morena exhibe todo lo contrario a lo que se pregona públicamente. Unos a otros, los contendientes se acusan de compra de votos, uso de recursos públicos para promocionarse dentro de la militancia, abuso de cargos y puestos, chantaje, coerción y otra extensa lista de actividades ilícitas al grado que han tenido que solicitar la intervención de la autoridad electoral para poder darle algún grado de certeza a su proceso de elección de presidente del partido.

Estamos siendo testigos de cómo el instrumento político para llevar adelante la mayor transformación del país que se haya propuesto desde los tiempos de Lázaro Cárdenas, entre 1934 y 1940, avanza  hacia una guerra civil interna con altas probabilidades de fracturar al partido gobernante.

Algunos amigos míos que se desempeñan en cargos de alta responsabilidad y que son de los fundadores de la franquicia morenista, me han confiado lo que ya es un secreto a voces. Hay una corriente importante en ese organismo político, que ya tiene las maletas hechas, listos para abandonar la nave. Las diferencias entre ellos y sus adversarios son ya irreconciliables.

No se trata de desacuerdos ideológicos, ni de estrategia, o de principios, es un asunto estrictamente de poder y dinero. Poder que quiere tener cada grupo para controlar la mayor cantidad de candidatos a los cargos de elección popular y de la vida del partido y de los recursos económicos que se destinan para este fin.

Pero visto más a detalle, es un asunto de supervivencia básica. La inmensa mayoría de los que hoy están confrontados entre sí, son políticos profesionales. Viven y han vivido de la política la mayor parte de su vida y han ido ocupando puestos alternándose en el servicio público y en los cargos de elección popular ya sea de diputados, senadores, presidentes municipales, gobernadores, secretarios de estado y en toda la vasta estructura que es la burocracia mexicana.

Para estos individuos perder posiciones políticas, implica verse en un futuro cercano en calidad de desempleados. Necesitan permanecer dentro del sistema tanto al interior del partido como de las instituciones a las que tienen acceso.

No quiero decir que de entrada esto sea una actividad ilícita o vergonzosa. Claro que habrá muchos que la conviertan en eso, ¿serán mayoría? Es pregunta. No se esponjen. Pero quiero pensar que también hay otros que tienen motivaciones válidas y sinceros deseos de contribuir para que este país sea mejor.

A como van las cosas, lejos de sobrevolar el pantano, sin manchar sus plumajes, la militancia en Morena está enfrascada en una guerra de lodo, sucia, inmoral y canibalesca.

Cualquiera podrá decir, allá ellos, que se saquen los ojos si quieren, pero de lo desaseado que resulte este proceso se sentarán los precedentes para que en México, todo siga igual, aunque diga López Obrador que la corrupción ya se acabó. Y como andarán las cosas que el mismo presidente ha descalificado a sus correligionarios y hasta ha amenazado con abandonar ese partido.

Por el bien de todos esperamos que este proceso de elección interna en Morena sea un tributo a la democracia y no una galería de canalladas y bajezas.

De esas ya tuvimos bastante los últimos ochenta años.

 

armandosanchezsalcido@gmail.com

 







LO MÁS RECIENTE





Gabriel García Márquez, el mejor narrador americano, en castellano, tiene el enorme talento de, al escribir, crear títulos provocadores independientemente de la obra en mano, uno puede hacer el ejercicio de cerrar los ojos y darle la vuelta al título…Leer más


Entramos ya al colofón de este 2020 y, al parecer, las cosas no solo no han mejorado sino se han puesto peor. Y no es que uno trate de ser pesimista (condición que asumimos los que nos dedicamos a esto de la comunicación, y es que somos pesimistas involunt…Leer más


Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep